Los ingresos tributarios aumentaron 3.4% en términos reales durante el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2018.

Las partidas que mayor incremento registraron, en el periodo señalado, fueron: impuesto por la actividad de exploración y explotación de hidrocarburos (27.3%), impuesto a la importación (19.8%),  impuesto especial sobre producción y servicios (18.5%), e ISR (5.4%).

En términos monetarios, los ingresos tributarios recaudados entre enero y febrero fueron mayores en 41,178 millones de pesos, en comparación con el mismo periodo de 2018.

El ramo que más aportó fue el ISR, con 306,620 millones de pesos en total, 21,113 millones más que en 2018. En tanto el IEPS a gasolinas y diesel aumentó 38.5%, o 23,785 millones de pesos, sobre todo por que en dichos meses no se aplicaron estímulos fiscales.

 

Inician estímulos en marzo

El 8 de marzo, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aplicó su primer subsidio a la gasolina regular, conocida como magna.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público determinó un estímulo fiscal de 1.95% al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolina menor a 92 octanos, de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Esto quiere decir que los consumidores mexicanos pagarán 0.094 pesos menos del impuesto, cuya cuota es de 4.716 pesos por litro, del 9 al 15 de marzo.

La medida se incorpora después de que el gobierno de Enrique Peña Nieto retirara el subsidio en su última semana de administración, en noviembre de 2018.

 

Siguientes artículos

Big Data, herramienta clave del sector financiero
Por

El conocimiento en tiempo real del cliente digital aprovechando las fuentes de información no estructural harán del Big...