Johnson & Johnson se retiró de la carrera para comprar el negocio de salud del consumidor de Pfizer con lo que deja abierta la posibilidad para las farmacéuticas GlaxoSmithKline y Reckitt Benckiser entre los que preparan ofertas.

La agencia Reuters detalló que los postores tienen hasta el 1 de febrero para presentar sus ofertas no vinculantes para la unidad, lo que hace que Advil analgésico, Centrum multivitaminas y bálsamo labial Chapstick, dijeron cinco fuentes bancarias.

Lee también Nueva York demanda a farmacéuticas por epidemia de opioides

La farmacéutica estadounidense Pfizer, que no ha hecho público ningún detalle sobre el proceso de venta, quiere vender el negocio por no menos de 20 mil millones de dólares.

PUBLICIDAD

J & J fue ampliamente visto como uno de los contendientes más fuertes ya que el gigante de la salud estadounidense quiere continuar expandiendo su cartera y tiene el músculo financiero para una gran adquisición. Inicialmente trabajó con Goldman Sachs en una posible oferta, pero posteriormente decidió retirarse, dijeron las fuentes.

“Si bien normalmente no haríamos comentarios sobre la especulación o los rumores del mercado, en este caso refutamos las afirmaciones de que estamos negociando el negocio de consumo de Pfizer”, dijo a Reuters el vicepresidente de relaciones con los medios de J & J, Ernie Knewitz.

Goldman no estuvo inmediatamente disponible para comentar.

GSK contrató a JPMorgan y Citi para que trabajen en el trato, mientras que Reckitt recurrió al Bank of America, dijeron las cinco fuentes.

La británica GSK y Reckitt declinaron hacer comentarios, al igual que JPMorgan, mientras que Citi y Bank of America no estuvieron disponibles.

Una portavoz de Pfizer, cuyo gerente general, Ian Read, quiere centrarse en los medicamentos recetados, se negó a comentar sobre el proceso de venta, diciendo solo que cualquier decisión sobre el futuro de la unidad se tomaría en 2018.

El acuerdo podría ser un cambio de juego para la farmacéutica rival GSK o el grupo de bienes de consumo Reckitt al convertirlos en uno de los mayores actores mundiales en salud del consumidor, un sector cada vez más lucrativo a medida que las poblaciones envejecidas y los consumidores preocupados por la salud impulsan la demanda de automedicación.

Aunque los remedios para el consumidor que se venden sin receta tienen márgenes más bajos que los medicamentos recetados, generalmente son marcas muy conocidas y duraderas con clientes leales.

 

Siguientes artículos

PGR investiga hallazgo de tiburones muertos en Michoacán
Por

Elementos de la policía de Michoacán recibieron una denuncia ciudadana en la que les alertaban sobre la localización de...