Por Oscar González Escárcega*

El periodista de espectáculos Ángel Tovar, hoy retirado, estuvo presente en la célebre conferencia de prensa, a principios de 2011, en la que el cantante José José aceptó abiertamente que su situación económica era muy difícil y que sólo vivía de sus regalías. Tovar, en entrevista con Forbes, recuerda que en esa ocasión El Príncipe de la canción comentó estar decepcionado de mucha gente que se decía amiga y ‘por una que otra mujer’.

El cantante José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José murió a los 71 años.

Dentro de la oferta de cantantes mexicanos que existía en las décadas de los 70 y 80, José José fue de los primeros en alcanzar verdadera fama internacional con su exitosa interpretación de “El Triste” en el Festival de la Canción Latina de 1970, precursor del Festival OTI. A partir de ahí, la carrera del intérprete, en ese momento de 22 años, se catapultó de manera exponencial.

A lo largo de cinco décadas, este artista mexicano nacido en la Ciudad de México acumuló todo tipo de premios y reconocimientos nacionales e internacionales, y rompió varios récords de ventas de discos desde que salió a la luz su primera grabación en 1969, bajo el nombre de “Cuidado”, con la disquera RCA.

José José, cuyo verdadero nombre era José Rómulo Sosa Ortíz, fue de los pocos artistas nacionales que han logrado ligar ventas superiores al millón de copias anuales por más de 20 años consecutivos.

Destacan, por ejemplo, el disco “Mi Vida”, que en 1983 vendió tres millones 500 mil copias; “Reflexiones”, que en 1984 superó las tres millones de unidades vendidas; “Promesas”, con dos millones de discos vendidos en 1985, o “En las Buenas y en las Malas”, que en 1990 alcanzó nuevamente ventas superiores a las tres millones de copias.

Esto, más sus largas temporadas en el centro nocturno El Patio y sus conciertos en múltiples plazas y recintos de México, Estados Unidos, Latinoamérica y hasta Medio Oriente, generaron mucho dinero que se quedó en el camino, pero ni Ángel Tovar ni nadie se atreve a mencionar una cifra exacta.

“Como el mismo José José dijo en aquella conferencia, cuando tienes mucho dinero te salen amigos por doquier, vendedores de todo, propuestas de negocios, inversiones, solicitudes de préstamos, viajes y viejas a manos llenas”, recordó Tovar.

En cuento al dinero, lo pasado, pasado…

Hacer un cálculo del monto de la riqueza acumulada por José José en todos estos años, es difícil, pero no imposible, señaló Juan Miguel Cordero a Forbes, quien por casi 15 años ha sido promotor y representante de artistas como Jesse & Joy, Los Ángeles Azules o Bruno Mars, además de haber trabajado en disqueras como Warner Music o Azteca Music.

El representante artístico explicó que la dificultad radica, por un lado, en el cambio de viejos a nuevos pesos que hubo en los 90 y, por otro, en que la industria de la música cambió radicalmente en estas décadas, “porque la industria discográfica como tal desapareció con las nuevas tecnologías y apenas está encontrando su equilibrio”.

El promotor recalcó el hecho de que la música era un bien físico, material y que se comercializaba mediante un objeto llamado disco. “Para que alguien tuviera una canción como “El Triste” y pudiera escucharla cuando quisiera, tenía que ir personalmente a la tienda y comprar el disco en donde venía esa melodía”.

El experto dijo que es sabido que en el pináculo de su carrera, José José ganó mucho dinero, pues la venta de sus discos fue muy alta en México y Latinoamérica, y obtuvo año con año Discos de Oro y Platino, que eran una especie de certificados que reconocían sus altas ventas (en Estados Unidos el Disco de Oro lo daban por el millón de copias vendidas y en Latinoamérica por 200 mil).

“Pero los artistas como José José viven de y para cantar, entonces, la parte de las presentaciones en vivo, como sucedía en esa época en lugares como El Patio, o los masivos conciertos en arenas, auditorios, estadios o palenques representaban una parte muy importante de sus ingresos”, dijo Cordero.

Para el representante, traer a la actualidad la riqueza que pudo obtener José José si la hubiera acumulado es posible con una ecuación ‘simple’: “Hagamos de cuenta que José José vendió cinco presentaciones en el recinto típico de nuestro mercado como es el Auditorio Nacional, en la Ciudad de México, con capacidad para 10 mil personas. El promedio de las entradas por un artista así, genera una taquilla de 10 millones de pesos por concierto a razón de mil pesos por boleto vendido”.

Cordero señaló que “hay artistas que hacen giras muy largas, de 50 fechas al año o más. José José era de esos. No todos sus eventos eran en lugares con capacidad para 10 mil personas, y por esa razón cualquier ecuación es sólo un estimado de sus ingresos”.

Cinco fechas en el Auditorio Nacional son 50 millones de pesos a números actuales, más 50 fechas en otros lugares de México o el extranjero, de 10 millones por presentación, dan 500 millones de pesos, sumando un total de 550 millones de pesos sólo por presentaciones en vivo.

Pero aquí vienen los descuentos: la producción del espectáculo se lleva más o menos entre el 30 y el 40% de esa cantidad. La promoción de los conciertos, los impuestos y otros gastos representan un porcentaje similar; el artista se queda con un porcentaje que va, en promedio, del 35 al 40% y, en el mejor de los casos, unos 220 millones de pesos anuales por presentaciones en vivo.

También puedes leer: Las mujeres mejor pagadas de la industria musical en 2018

“Pero los vicios de la fama han llevado a varios artistas a quedar en banca rota, es la historia de cada uno y José José tuvo la suya”, reflexionó Juan Miguel Cordero.

Pero hay otra versión no comprobada sobre el destino del dinero de José José. El ex manager del grupo juvenil Timbiriche, Mario Castellanos, relató a Forbes que en la cúspide de la carrera del cantante, de algún modo tanto managers como artistas eran empleados de Televisa. “En ese grupo estaba Carlos Revilla”, amigo personal de Castellanos y quien trabajó por mucho años como manager de José José.

“Platicando en ese entonces con Carlos Revilla le preguntaba: ‘¿cómo es posible que un señor como José José que ha vendido millones de discos esté en la situación en la que está? No lo entiendo, no lo puedo comprender, explícame por favor, porque se lo achacan a sus adicciones, pero nadie que yo conozca en el medio se ha bebido y fumado millones de dólares’”.

La explicación que Revilla le dio a Castellanos estaba relacionada con su ex esposa Ana Elena Noreña, mejor conocida como Anel. “Desde luego a mi no me consta nada de esto, ni lo puedo asegurar ni mucho menos, sólo se los cuento a ustedes como me lo platicó Carlos Revilla. Resulta que la familia Noreña encabezada por Anel, propiciaba que José bebiera de más en las fiestas y se metiera otras sustancias, para que, cuando ya José José se encontrara en un estado inconveniente, firmara todo tipo de cosas”.

Forbes buscó a Carlos Revilla para conocer su opinión y confirmar su supuesto comentario, pero hasta el momento de esta publicación no se obtuvo respuesta, como tampoco de los hijos de Anel, José Joel y Marysol, a quienes también se les buscó para entrevista.

Así funcionaban las regalías

En cuanto a la venta de discos y casetes de aquella época, los artistas firmaban contratos con las compañías disqueras, y acordaban un porcentaje por unidad vendida al público, explicó a Forbes Jorge Rocha, fundador y director de la escuela de música Da Capo de Monterrey, Nuevo León, y productor musical por más de 20 años.

“Los porcentajes estaban entre 7 y 10% por unidad vendida para el artista; las regalías para los compositores salían también de la venta de discos, pero no por un porcentaje, sino por centavos por copia vendida”.

De ese porcentaje, el artista repartía a su manager entre 2 y 3%, es decir, al cantante le quedaba un promedio de 6% por disco vendido del precio al público.

Distintas fuentes señalan que José José vendió más de 90 millones de copias a lo largo de su carrera; sólo en el periodo de 1980 a 2001 vendió más de 25 millones de discos. Por este concepto, y a números actuales, habría ganado unos 300 millones de pesos con un precio de 200 pesos por disco.

Sin embargo, en repetidas ocasiones durante el último lustro El Príncipe pidió al público ser contratado y realizar presentaciones musicales, manifestando también su desesperación por no tener dinero para pagar sus cuentas o tratamientos médicos.

En 2008 dijo a un programa de televisión abierta que no tenía dinero suficiente para hospitalizar a su esposa Sara Salazar. “Lamentablemente perdimos las tarjetas de crédito y llega una letra por la casa mensualmente de 10 mil dólares”, comentó.

En marzo de 2017, a través de un video, José José confirmó que padecía cáncer de páncreas, del cual según sus familiares cercanos se había recuperado casi en su totalidad. En diciembre de ese mismo año padeció neumonía y desnutrición, afecciones que aparentemente también había superado.

Sus biógrafos aseguran que fue millonario 5 veces, pero que ni él mismo sabe quién se quedó con el dinero. Juan Miguel Cordero mencionó al cierre de la entrevista que José José sufrió los vicios de la fama y ahí se le fue su fortuna. “Cada quien comete sus propios errores y estos fueron los de este gran artista”.

*El autor es periodista de negocios

 

Siguientes artículos

¡Adiós a ‘El Príncipe de la canción’!; José José fallece a los 71 años
Por

Durante sus 54 años de carrera artística, El Príncipe de la canción protagonizó películas, telenovelas y vendió más de 2...