El exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue detenido por presuntamente haber facilitado a Javier Duarte de Ochoa a escapar, situación por la que se le dictó un año de prisión preventiva para evitar que también evada la acción de la justicia.

Agentes de la Policía Ministerial detuvieron afuera de su domicilio en Xalapa a Ríos para presentarlo ante la Fiscalía General del Estado (FGE), en bajo arresto hasta por 36 horas, respondió a las acusaciones por encubrimiento, tráfico de influencias y abuso de autoridad.

Posteriormente, la juez de control, Alma Aleyda Sosa Jiménez, dictó un año de prisión preventiva contra el exgobernador interino por dichos delitos y favorecer la huida del exejecutivo estatal, quien está prófugo.

La defensa indicó que la intención de la autoridad era reaprehenderlo una vez que concluyera su declaración tal y como sucedió. La libertad bajo fianza es una figura legal que ya no se contempla en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

Será hasta el próximo 18 de marzo cuando el exgobernador interino veracruzano tendrán una audiencia en la que se determinará si se vincula o no a proceso.

Tras el fallo, Ríos –que asumió el interinato el 12 de octubre de 2016– fue trasladado e internado en el penal de Pacho Viejo, donde también está recluidos el exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez.

A Ríos se le imputa por facilitar el helicóptero en el que Duarte de Ochoa se trasladó a Coatzacoalcos, punto en el que se le perdió la pista y desde donde habría realizado su fuga, supuestamente hacia un destino en Centroamérica.

Te puede interesar: De la abundancia a la desgracia, la vida de Karime Macías

El entonces gobernador interino reconoció que se comunicó con las autoridades del aeropuerto veracruzano para que le proporcionaran el vehículo y le dieran trato de mandatario estatal, ya que dijo desconocer que en ese momento existía una orden de aprehensión en contra de Duarte de Ochoa.

Así lo reconoció en entrevistas con medios, aunque posteriormente negó haber ayudado a su predecesor en el gobierno estatal.

En entrevista telefónica y antes de ser detenido, el exgobernador interino aseguró que los delitos que se le imputaban no son graves y que esperaba que se le otorgara la libertad bajo fianza (o garantía económica).

No obstante, la jueza consideró que Ríos podría intentar evadir la justicia y por ello le dictó un año de prisión preventiva mientras se realiza el proceso. El abogado de defensa consideró que la medida es “excesiva” e “injusta”, ya que Ríos no intentará fugarse.

Al igual que Ríos, el exsecretario de Seguridad Pública de Duarte, se encuentra en prisión en cumplimiento una prisión preventiva de ocho meses por los delitos de enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad, tráfico de influencias y omisión de un deber legal.

Lee también: Bodega con bienes de Javier Duarte es asegurada en Córdoba

 

Siguientes artículos

Kanye West presidencia de Estados Unidos
Kanye West continúa sus esfuerzos para ser candidato presidencial de EU
Por

El rapero se reunió recientemente con el asesor de la Casa Blanca mientras cotinúa sus esfuerzo para estar en la papelet...