Karime Macías, esposa de Javier Duarte, enfrentará su proceso en libertad, luego de haber pagado una fianza de 150,000 libras (alrededor de 3 millones 689,070 pesos).

Luego de seis horas de audiencia, Macías pagó dicha cantidad, con la cual estará en libertad, aunque con restricciones de desplazamientos.

La esposa del exgobernador de Veracruz, hoy en la cárcel, no podrá salir de Londres, ciudad a la que se trasladó luego del arresto de Duarte en abril de 2017.

Macías fue detenida este martes por autoridades del Reino Unido, confirmaron autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR), desmintiendo que se entregara de manera voluntaria, como aseguró su abogado Marco Antonio del Toro.

La expresidenta del DIF estatal cuenta con una orden de detención con fines de extradición, por fungir como prestanombres de Duarte, preso por desvío de recursos, y es requerida por un juez federal en Veracruz.

No te pierdas: Del ‘merezco abundancia’ a la desgracia, la vida de Karime Macías

La mujer fue aprehendida por las autoridades de Gran Bretaña a petición del gobierno mexicano por los delitos de desvío de recursos y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La captura de la esposa del exmandatario veracruzano, actualmente en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, se realizó con apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para posteriormente presentarla a las autoridades de ese país.

La solicitud formal de detención con fines de extradición se hizo con apoyo de la cancillería mexicana desde noviembre de 2018, ya que Karime fue requerida por un juez de Proceso y Procedimiento Penal de Xalapa, Veracruz, por el supuesto desvío de 112 millones de pesos del DIF estatal.

La Interpol emitió una ficha roja para localizar a Karime Macías Tubilla, quien desde hace varios meses vivía en una zona residencial de Londres, donde fue captada haciendo compras.

Con información de Notimex

 

Siguientes artículos

CDMX, Michoacán y Chiapas, los menos transparentes en su presupuesto: IMCO
Por

El IMCO halló que estas entidades son las más opacas sobre gastos en comunicación, plazas laborales, salarios y deuda....