Los videojuegos de acción 2D están lejos de desaparecer. Desde el boom e las consolas caseras en los ochenta hasta el día de hoy, siguen apareciendo incontables títulos que explotan las posibilidades de un mundo bidimensional construido con un número limitado de pixeles y colores. Afortunadamente, este formato no se ha visto estancado y muchos desarrolladores, sobre todo los independientes, siguen haciendo propuestas frescas y emocionantes.

Una de las casas de publicación que consistentemente han apoyado estos juegos es Devolver Digital, que en abril pasado lanzó Katana Zero (Nintendo Switch / Windows / Mac), del estudio norteamericano Askiisoft. Éste es un juego de acción 2D, extremadamente violento e intenso, en el que tomas el lugar de un samurái asesino conocido como Zero, que debe seguir eliminando a sus objetivos para obtener una droga llamada Chronos. Esta droga le otorga la habilidad de percibir el tiempo de forma relativa a sus enemigos, por lo que puede ver el futuro, adelantándose a los movimientos de los demás, así como percibir el tiempo de forma extremadamente lenta. Esta habilidad de explorar el futuro y encontrar distintas posibilidades a las acciones es muy similar a la novela The Golden Man (1953), del autor de ciencia ficción Philip K. Dick.

Esta mecánica de manipulación del tiempo es la piedra angular de todo el juego, y define su estilo por completo. Tenemos una vista lateral en dos dimensiones, donde nos movemos a través de distintas habitaciones que componen los niveles. Cada habitación requiere la eliminación de todos los enemigos, que son otros asesinos esperando acabar con Zero; para limpiar la habitación necesitamos encontrar una secuencia o coreografía para acabar uno a uno con todos sin ser lastimado, ya que un solo golpe es mortal para nosotros. Cuando morimos, el tiempo se rebobina para que repitamos esa sección, ya sabiendo qué es lo que harán los enemigos. Es una forma de estar atrapados en un bucle de tiempo, que además estilísticamente se nos presenta como un casete VHS rebobinándose.

Foto: Cortesía Devolver Digital.

Lo primero que nos viene a la mente es que este sistema es muy similar a Hotline Miami (Dennaton Games, 2013), también publicado por Devolver Digital, sólo que en lugar tener una vista aérea, y usar disparos, aquí es lateral y el combate es cercano ya que la katana es nuestra arma principal. Este sistema de repetición no sólo se ha visto en Hotline Miami, sino en otros juegos destacables, como Super Meat Boy (Team Meat, 2010), además de otros que usan el tiempo de forma similar: por ejemplo, Braid (Jonathan Blow, 2008), Super Time Force (Capybara Games, 2014), o Superhot (Superhot Team, 2016).

Algo que hace único a Katana Zero es que por encima de esta capa que lo convierte en una especie de juego de acertijo, tenemos un verdadero título de acción, lleno de adrenalina y velocidad. Aunque nuestra arma principal es una katana, hay una serie de distintos movimientos y habilidades que le dan al juego un ritmo fluido y emocionante; además, la habilidad de ralentizar el tiempo nos permite esquivar ataques que serían humanamente imposible, e incluso golpear balas con nuestra espada, para devolverlas a los enemigos. Es exactamente como suena: parece salido de una escena de The Matrix. (Continuará).

Foto: Cortesía Devolver Digital.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

‘Chicuarotes’ y el país sin salida ni futuro de Gael
Por

Doce años después de debutar detrás de la cámara, García Bernal estrena su segundo largometraje como director: un relato...