Ken Salazar, embajador de Estados Unidos en México, afirmó que anticipa “tiempos de cooperación histórica” ​​entre su país y México, declaración que hizo tras el Diálogo de Alto Nivel de Seguridad binacional, que se centró en asuntos como la crisis del fentanilo y la migración.

“Se vienen tiempos de cooperación histórica entre México y Estados Unidos con retos muy difíciles. Por eso hay que trabajar juntos”, afirmó el embajador en conferencia de prensa.

Para Salazar, el reto de paliar el consumo y el tráfico de esta sustancia es muy “difícil y doloroso”, y aseguró que uno de los objetivos es parar a los productores que vienen desde China y pasan por México.

Este jueves se celebró en la capital mexicana una reunión entre ambos gobiernos encabezada por la canciller mexicana, Alicia Bárcena, y el secretario de Estado de EU, Antony Blinken.

En ella, ambos países prometieron trabajar conjuntamente para detener el fentanilo, aunque siguen sin ponerse de acuerdo sobre dónde se produce este opioide sintético.

Lee también: México y EU no se ponen de acuerdo sobre dónde se produce fentanilo

En este encuentro, México reportó la destrucción de más de 2,000 laboratorios de drogas sintéticas desde el inicio del Gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018, así como el decomiso de 1,435.6 toneladas de precursores químicos, 470 de metanfetaminas, 184 de cocaína, 7.6 de fentanilo y más de 44,700 armas de alto poder.

Washington sostiene desde hace tiempo que los cárteles mexicanos fabrican la droga mediante productos químicos comprados en China y luego trafican con esta sustancia en Estados Unidos, donde el año pasado murieron 70 mil personas por sobredosis de fentanilo.

Sin embargo, en una rueda de prensa conjunta este jueves, la secretaría de Seguridad Pública de México, Rosa Icela Rodríguez, remarcó que en su país no se produce esta sustancia.

Salazar restó importancia a esas declaraciones y afirmó que lo más importante es que están trabajando conjuntamente con el Gobierno de México.

“Sabemos que tenemos un problema del fentanilo mundial y esto necesita soluciones”, valoró.

La teoría de que la droga llega directamente desde China a Estados Unidos y que por México pasa solo una pequeña parte ha sido sostenida públicamente por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, desde hace meses.

La presión de Washington para que México controle el fentanilo crece rumbo a las elecciones presidenciales de ambos países en 2024, en particular por los aspirantes republicanos que piden usar el Ejército estadounidense para combatir a los cárteles en territorio mexicano y designarlos como terroristas.

Salazar también comentó la polémica desatada por la expansión del muro fronterizo en el sur de Texas por parte de Estados Unidos.

“Lo que se requiere es una frontera entre EU moderna con tecnología para que sea más segura”, opinó el embajador.

López Obrador consideró en su rueda de prensa matutina de este viernes que Estados Unidos no concretará la ampliación del muro en la frontera, pese a que la Administración de Joe Biden anunció la ampliación de unos 36 kilómetros por orden del Congreso estadounidense.

México y Centroamérica afrontan una ola migratoria “sin precedentes”, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con hasta 10,000 migrantes que llegan al día a la frontera con Estados Unidos, de acuerdo con López Obrador.

Con información de EFE

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

refugiados-México-economía-migrantes
Activistas anticipan nueva oleada de 30,000 migrantes en la frontera sur de México
Por

En lo que va del año, el Instituto Nacional de Migración ha identificado a más de 1.56 millones de indocumentados.