La automotriz surcoreana Kia busca incrementar el número de destinos de exportación de los vehículos que salen de la planta de Pesquería, en Nuevo León, donde se producen los modelos Forte y Rio.

“Estamos exportando a cerca de 50 países y esperamos cerrar este año con alrededor de 60 países. Empezamos el primer año con 10, cuando inició la producción de Forte, y ya con Rio nos hemos diversificado”, comentó Horacio Chávez, director general de la automotriz en el país.

La empresa espera cerrar 2017 con una producción de 250,000 unidades, en comparación con las 111,000 de 2016. De dichos vehículos, el 85% es para el mercado extranjero, agregó el directivo tras conferencia de prensa con motivo de los resultados de su brazo financiero Kia Finance.

La compañía exporta el 50% a Estados Unidos, mientras que a Canadá se envía el 15% y el resto se queda en países de Latinoamérica.

PUBLICIDAD

La empresa entró a México en julio de 2015 y la producción de su planta en Nuevo León comenzó en mayo de 2016 con el modelo Kia Forte, a ese vehículo se sumó este año la fabricación de su modelo Rio 2018 Hecho en México.

Respecto a un posible impacto por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en el que Estados Unidos busca aumentar el contenido regional en el sector automotriz, la empresa se encuentra a la espera de lo que ocurra con dicho proceso.

“Por el momento no esperamos (un impacto) y estamos a la expectativa de lo que suceda con la renegociación, pero por el momento no hemos hecho ningún ajuste”, dijo Chávez.

Por otra parte, la automotriz planea incrementar sus ventas bajo esquemas de financiamiento para 2018 en México, de acuerdo con David García, gerente de Ventas Nacionales de la compañía.

La empresa espera que para el próximo año el 50% de las ventas sean financiadas a través de Kia Finance, desde el 45% estimado para el cierre de 2017.

Te recomendamos: El secreto de Kia para crecer a paso veloz

 

Siguientes artículos

Enel construirá cuatro parques eólicos en México
Por

Para esto la compañía italiana dijo que invertirá unos 700 millones de dólares.