La marca Arco, que pertenece a la empresa estadounidense Marathon, sumó 130 gasolineras a sus filas en nuestro país, desde la apertura de su primera estación en octubre de 2017.

50 de sus estaciones de servicio se encuentran en el estado de Sonora. El resto se ubica en Baja Californa, Sinaloa y Chihuahua, detalló la compañía en un comunicado.

El presidente de refinación, marketing y suministro del gigante energético Marathon,  Donald C. Templin, dijo que la empresa importa su propio combustible desde sus refinerías en Estados Unidos, a deferencia de la mayoría de las marcas que operan en el mercado mexicano.

Tras ganar las subastas de capacidad en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), conocidas como Temporadas Abiertas, Marathon ha enviado sus combustibles a las terminales de almacenamiento de petrolíferos de Rosarito y Guaymas, cuyos petrolíferos son distribuidos mediante la flota de pipas de Profuels a las estaciones de Arco.

La Franquicia Pemex perdió 14% de sus gasolineras en el país durante 2018 ante nuevas marcas como BP, Shell y Repsol, que llegaron a México como parte de la Reforma Energética.

Aquí la historia completa:Pemex perdió 1,650 gasolineras ante nuevas marcas durante 2018

Con algunas excepciones, Pemex sigue siendo el principal suministrador de gasolina y diésel del país, en un mercado que vale 512,600 millones de pesos (mdp) anuales.

Marathon cuenta con 16 refinerías en 13 entidades de Estados Unidos con una capacidad de refinación de 3 millones de barriles diarios de petrolíferos y cuenta con 1,500 estaciones en Estados Unidos y México.

 

Siguientes artículos

Forbes no recomienda empresas limpias de corrupción, pero sugiere cómo buscarlas
Por

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, pidió a Forbes México un radar anticorrupción de firmas dedicadas a construir ref...