La corrupción sigue manchando a México. Tras unos meses en los que se ha hablado mucho sobre el tema de la corrupción, tras la liberación del hijo del narcotraficante, líder del Cártel de Sinaloa, el Chapo Guzmán, el cuestionamiento acerca de la debilidad de las instituciones, en relación a la capacidad para combatir esos elevados niveles de corrupción, siguen acechando al país azteca. Expresamente acechan al Presidente AMLO, pues, como mandatario, se enfrenta al difícil reto de paralizar esta corriente delictiva.

De acuerdo con los datos que nos ofrece el Secretariado de Transparencia Internacional (TI), México es un país que presenta elevados niveles de corrupción. La presencia de la corrupción en el país está tan normalizada en la sociedad, que el 23,6% de los ciudadanos mexicanos encuestados por el Banco Mundial, en un informe realizado por el observatorio, consideran que los sobornos en el país están justificados; sobornos que reciben funcionarios públicos por el conocido “pase” para delinquir a sus anchas.

A su vez, el mismo informe muestra que el 23,8% de los ciudadanos mexicanos han tenido que pagar alguna vez un soborno a un policía por distintas razones. Es decir, casi una cuarta parte de los mexicanos ha tenido que convivir alguna vez con la corrupción, afrontando el coste de pagos injustificados a funcionarios en el país. Una fuerte amenaza para la economía pues no es que México goce de una economía, con un crecimiento más que estancado, para obligar a los ciudadanos a incrementar sus costes por tener que destinar parte de su renta al pago de las corruptelas permitidas por un gobierno ciego.

Además, en el mismo informe, también se destaca una encuesta realizada a los empresarios que desean invertir en el país. Es decir, aquellos empresarios que pretenden realizar negocios en el país azteca, de los que el 17,6% considera que, como consecuencia de ello, tendrá que abonar pagos derivados por la corrupción para poder realizar negocios en el país de forma libre y sin tener que pagar las consecuencias de no hacer frente a esos pagos. Un fenómeno que, tristemente, sigue dañando la economía mexicana y sin encontrar remedio para paliarlo.

De acuerdo con las últimas noticias más destacadas, el ex funcionario del gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna, ha sido acusado y detenido por conspiración para el tráfico de drogas, así como por realizar declaraciones falsas. Una noticia que vuelve a salpicar al país de otra mancha corrupta, al ser acusado, el que fuera secretario de Seguridad Pública del país, de recibir millones de la misma organización que desencadenó la masacre en Culiacán tras el arresto del hijo del líder. Una noticia más de los sobornos y el blanqueo de la corrupción en los altos cargos públicos mexicanos.

Lee también: El gobierno de AMLO quiere exponer a los ‘beneficiarios finales’ de la corrupción

Esta noticia, pese a parecer algo recurrente, debe ser tomada muy enserio. Hablamos de que los Estados Unidos vuelve a poner a México en el epicentro del foco mundial, tras descubrir un nuevo caso de corrupción en el país. Un nuevo caso en el que, además, se encuentra inmerso un alto funcionario del antiguo gobierno, el cual ha colaborado con una organización criminal a la que se le atribuyen un innumerable listado de delitos y homicidios; una organización que ha atentado contra la seguridad en el país.

Además, a García Luna también se le acusa de otra serie de sobornos en los que otra serie de personas, en concreto “El Rey” Zambada, le acusaron de haber recibido dinero del Cártel previamente a los sucesos de los que ahora se le acusa. Sucesos que García Luna negó durante el juicio al Chapo Guzman en Estados Unidos. Acusaciones muy graves para uno de los funcionarios más polémicos de México, dado que, además, se encontraba en el funcionariado cuando se comenzó con la guerra contra los cárteles de la droga en el país.

Al parecer, fuentes del caso afirman que García Luna dio pase al Cártel de Sinaloa para poder ejecutar sus negocios, así como el transporte de drogas en México. De acuerdo con los datos que ofrece la investigación, pases que se permitieron por la razón de que, en esos momentos, el ex funcionario controlaba la seguridad en el país, teniendo el control de la policía y los medios de seguridad. Unos pases por los que García Luna recibió grandes cantidades de dinero de parte del Cártel; por los que ahora se le acusa.

Una noticia muy triste para el país azteca, que vuelve a ser conocido mediáticamente por un nuevo caso de corrupción que deja en entredicho la seguridad en el país. Nuevo caso de corrupción que, como se puede observar, siempre tiene un efecto directo en la economía nacional. El país, en estos momentos, está pendiente de cerrar un año en el que la economía se ha mostrado nula, cosechando crecimientos que, en el mejor de los casos, dejarán un triste 0,2% en la tasa de variación interanual del producto interior bruto (PIB) mexicano. Una noticia a la que el Gobierno de México, así como antiguos mandatarios, tendrán que responder públicamente para recuperar de nuevo la confianza institucional.

Una confianza institucional que no está sentando nada bien en el país vecino, los Estados Unidos. México es un país que muchos años ha estado relacionado con el narcotráfico, además de que gran parte de las drogas consumidas en el país vecino provienen de México. Esto es algo que siempre ha preocupado a los dirigentes norteamericanos, que han advertido a México de intervenir en determinadas situaciones, así como enemistarse con el país, si los mandatarios no cumplían con los acuerdos para frenar la situación. Una advertencia que, ante casos como este, muestra la gran brecha que existe entre el compromiso público de los mandatarios y la ejecución de las acciones.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Fcollmorales

LinkedIn: francisco-coll

Facebook: FcoCollMorales

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Mario Molina pide a AMLO y Trump usar cubrebocas para dar el ejemplo
Por

El premio Nobel de química, Mario Molina, pidió a los presidentes usar el cubrebocas para dar el ejemplo a la población...