Uno de los primeros acontecimientos políticos del año, es la elección del nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo que representa un hecho de relevancia, no únicamente por el papel de la corte como cabeza de uno de los poderes de la Unión, sino por el contexto en que dicha elección se desarrolla. Más allá de quien quede al frente, pues no pareciera haber diferencias sustanciales entre los proyectos que han presentado los candidatos, lo importante es el papel que tomará la corte en el contexto del avasallamiento que ha hecho el presidente López Obrador, no únicamente del control sobre el ejecutivo y el legislativo, sino de los órganos autónomos y otros órdenes de gobierno en todo el país.

La Suprema Corte mexicana, tiene diferencias sustanciales con respecto a otras cortes en el mundo. Aunque el diseño se copió de aquel que impera en los Estados Unidos, su origen y su función es distinta a la de ese país, pues en el contexto de la argumentación de los federalistas, el texto que da sustento a su diseño constitucional, esa corte siempre tuvo un carácter constitucional, es decir, su función es decidir sobre la constitucionalidad de los actos de los otros dos poderes.

En cambio, la Corte mexicana tuvo dos condiciones que el Poder Judicial norteamericano no tuvo de origen, por un lado, no tuvo capacidades de revisión judicial en el sentido constitucional, sino hasta muy recientemente y, cuando las tuvo, fueron acotadas en su ejercicio. Además, el diseño de la Corte mexicana se vio influido por la forma en que la impartición de justicia se hacía en la colonia, con una corte de revisión de legalidad, más que con capacidades constitucionales. Por el otro, la condición de sujeción política, tanto al congreso como al ejecutivo, relegaron a la corte, y al poder judicial en su conjunto, a un espacio de poca influencia sobre las decisiones públicas.

Actualmente, el papel de la Corte se ha fortalecido al tener capacidades constitucionales, además de ministras y ministros que han tenido una perspectiva de activismo judicial que los ha llevado a influir en temas de relevancia nacional. Además, influir en las decisiones de la Corte ha sido relevante para el resto de los actores políticos, por lo que la designación de ministros ha sido uno de los procesos más relevantes de cada sexenio.

Es por ello que la elección del presidente de la Corte no es un tema menor, pues de él depende también la orientación de otras estructuras judiciales, como el Consejo de la Judicatura, además de la administración de los recursos de la corte, lo que implica uno de los retos que tendrá que enfrentar quien resulte electo.

A diferencia de otras cortes en el mundo, los presidentes de la Corte mexicana han ejercido escasa influencia en el sentido de las decisiones que ese órgano toma, debido a los perfiles, pero también a la configuración política a su interior, así como por la carga de trabajo administrativo que tienen, por lo que su capacidad de definir grandes temas o controversias, es menor que la de los ministros regulares.

En ese sentido, la elección del presidente de la Corte enfrenta desafíos relevantes, como el posicionamiento con respecto al Ejecutivo y al Legislativo, ante uno de los aspectos que la misma corte había considerado inconstitucionales en otros momentos, como la reducción de los recursos por parte de los otros dos poderes, en el contexto de los estados, pero ahora en el orden federal.

Además, la forma en que se responderá a la confrontación sobre las capacidades de la Corte, que ha realizado el Ejecutivo y otros actores políticos, en un contexto donde la austeridad republicana, se convierte sólo en la punta de lanza, de un conjunto de temas que seguramente tendrá que tratar el nuevo presidente, como la corrupción, la reorganización del Poder Judicial, el nepotismo, el exceso en el uso de recursos, etc.

 

Contacto:

Twitter: @aglopezm

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El gobierno y los zapatistas: las horas cruciales
Por

El EZLN logró un impacto mediático internacional y abonó en simpatías en amplias franjas de la población. Nadie podía ne...