Bajo el título “Excelencia española: presente y futuro”, se ha publicado hace unas semanas el informe de Bain que analiza el mercado del lujo en España. Además de los datos que lo cuantifican en 9 mil 200 millones de euros, lo más interesante son las conclusiones sobre su potencial a futuro. Destaca el informe un crecimiento global en España del 9% respecto al 2016 que resulta de un crecimiento de ventas del 12% para artículos personales (con ventas de 5 mil 100 millones euros), 7% para hoteles de alta gama (cuantificado en mil 800 millones de euros), 5% para comida gourmet y vinos (que asciende a mil 500 millones de euros) y 3% para bienes de diseño (con ventas de 800 millones de euros). Es revelador que la tasa de crecimiento de estos segmentos de lujo y alta gama en España durante el periodo 2015-2017 ha sido del 8%, superando la media mundial que se quedó en el 3%.

Esta fortaleza y el potencial a futuro nace por un lado del turismo y por otro del impulso de la clientela local. Crecen de forma significativa las ventas de las categorías expuestas al turismo de lujo como los artículos de lujo personal y los hoteles. Para el turista urbano, compras, hoteles de referencia y gastronomía, son importantes a la hora de decidir el destino. España potencia turística, que recibe al año 80 millones de turistas, tiene gran recorrido para vender a sus visitantes mejores productos y servicios.

El potencial y el crecimiento de la comida gourmet, los vinos y el diseño tiene su origen en el consumo doméstico. Las mejoras expectativas económicas y una mayor experiencia disfrutando de productos de alta gama, hacen a los españoles clientes más frecuentes de estas categorías, elevando su gasto.

El perímetro del informe incluye artículos personales de gama alta, hoteles y restaurantes, comidagourmet y vinos y licores de calidad superior y bienes de diseño de alta gama. Con un doble enfoque ya que analiza no sólo el mercado de alta gama en España sino también las ventas de las marcas españolas en el mundo. En este segundo capítulo queda en evidencia nuestra lejanía de los primeros jugadores, las marcas francesas o italianas. En cuanto al mercado en España, tenemos que comparar los 9 mil millones de Euros estimados con los 27 mil millones de euros en Francia o 29 mil millones de euros de Italia.

PUBLICIDAD

En la categoría de artículos personales de gama alta, el informe destaca el turista chino representa 35% de las ventas de productos de lujo, seguido por ventas del 20% a españoles, 15% a americanos, 5% a rusos y 25% a otros. Madrid y Barcelona representan el 80 % de las ventas.

En el segmento de hospitalidad destaca la posición de España en la restauración. Indicadores como el número de tres estrellas Michelin o la del posicionamiento de nuestras enseñas en la lista de los “50 Best” apuntan a que esta tendencia se consolida. El número de restaurantes españoles estrellados aumenta cada año y todo indica que lo seguirá haciendo. Los españoles somos cada vez más conocedores, más exigentes, más sibaritas y al serlo impulsamos este sector.

Cuando hablamos de comida gourmet, el crecimiento está también liderado por un cliente local más exigente. Los vinos españoles de cada vez más calidad y con creciente reconocimiento internacional también elevan sus precios. Aunque en ambos casos hay un potencial de crecimiento internacional, este está todavía por explotar por las marcas españolas.

Destaca el papel que silenciosamente juegan las marcas de bienes de diseño de alta gama. Nuestra tradición de textiles y de muebles que parecía dormida ha despertado en “islas” (así lo llama del informe) de exquisitez con productos que conquistan el mercado internacional. Entre otras mención a Gastón y Daniela, García Blasco o Caruncho. Destacaría también Santa y Cole o Abbatte liderando en creatividad y calidad.

Dice Carlos Falcó, presidente del Círculo Fortuny, que “el sector del lujo es el Silicon Valley de Europa”. A la vista de los datos parece que no le falta razón.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @MARIAGIRON

Página web: Observatorio del Mercado Premium IE / María Eugenia Girón

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Qué falta al ecosistema emprendedor mexicano
Por

Incubadoras y aceleradoras afirman tener el mejor programa para los emprendedores; pero el ingenio y la innovación hacen...