Notimex.- A cuatro días de finalizado el Mundial de Rusia 2018, el amor por este deporte se irá disolviendo en algunos países, pero en México la pasión continúa, debido a que 95% de los hogares mexicanos tienen alguna afición por este deporte.

La agencia dedicada al estudio del comportamiento del consumidor, Kantar Worldpanel, realizó el análisis LinkQ, en el que hizo una pregunta online a su panel de hogares, y los segmentó en cinco grupos de acuerdo con el nivel de afición al futbol de sus integrantes, para conocer sus hábitos de consumo.

El estudio, dado a conocer por medio de un comunicado, reveló que, en el primer grupo, los apasionados, todos los integrantes son verdaderamente amantes de este deporte y sienten una enorme pasión, siguen todos los partidos y no pueden vivir sin él.

También puedes leer: 5 datos curiosos en la historia de la Copa Mundial de Futbol

PUBLICIDAD

Este segmento gasta 6.3% más que un hogar promedio, son familias grandes del norte del país, de niveles socioeconómicos bajos, con niños menores de 12 años y van 256 veces al año de compras.

El siguiente segmento, los aficionados, son los que siguen la mayor parte de los partidos, les encanta y es importante en sus vidas. En estos hogares hay presencia de hijos adolescentes y son quienes tienen los tickets más altos y destacan en la adquisición de productos premium.

También realizan las compras más planeadas, es decir, van a canales más grandes, gastan más que el resto de los hogares en tiendas club, al canal moderno e incluso al mayorista, y adquieren productos de consumo inmediato, pero sí gastan en tiendas de conveniencia.

Al tercer segmento, los interesados, el futbol les gusta, pero su vida no gira en torno a él, y de vez en cuando ven algún partido importante, por ejemplo, como los del mundial.

Se trata principalmente de familias medianas, de entre tres y cuatro integrantes, de nivel alto que viven en el noroeste y occidente del país, y compran en el canal moderno, en especial en hiper y supermercados.

Por su parte, al grupo de los haters o enemigos, el futbol no les gusta ni les interesa en lo más mínimo; de hecho, indican que no lo soportan y no ven partidos ni siguen eventos importantes.

Estos hogares registran un menor gasto en productos de consumo masivo, principalmente porque son familias pequeñas de dos integrantes, con amas de casa jóvenes y sin hijos, o son familias monoparentales.

También destaca su compra en bodegas pequeñas y mercados o tianguis, y adquieren productos de reposición principalmente. Estos hogares sobresalen en el Valle de México y su área Metropolitana.

En el último segmento aparecen los mixtos, en cuyos hogares se encuentran integrantes con diferente grado de afición al balompié, pues existen desde los apasionados, aficionados, interesados y haters.

Estos hogares mixtos son quienes más gastan en marcas económicas, de niveles socioeconómicos humildes, con hijos mayores de edad.

Para el experto en Soluciones Especiales de Kantar Worldpanel, Adrián Ávalos, algo muy interesante es la influencia que tiene este deporte en las familias mexicanas, pues afecta de manera directa su consumo, dependiendo del nivel de afición.

“Aunque este último varía por integrante, el Mundial de Futbol es un evento en el que más familias ven los partidos, pues solamente un 2.0 por ciento declaró que no verían ninguno”, apuntó Áva

 

Siguientes artículos

Aumenta cifra de fallecidos por accidente de embarcación en Misuri
Por

El hundimiento de un vehículo anfibio en un lago Misuri se ha convertido en uno de los incidentes turísticos más letales...