El 19 de septiembre de 2017, Lucy Zamora llegó temprano al edificio Álvaro Obregón 286, en la Ciudad de México, para tratar un proyecto como freelance, sin saber que el terremoto de 7.1, que se registró ese día a las 13:14 horas, la dejaría bajo los escombros.

Junto a Lucy quedó Isaac, un compañero de trabajo, quien la ayudó a mover escombros para respirar mejor hasta que fue rescatada. De ella circula una foto en internet, con cara sonriente, en la que es sostenida por un rescatista que la sacó de lo que quedaba del edificio.

“Fue el trabajo y lucha de los voluntarios, familias y de los que guardaron silencio cuando alzaban los puños (que la ayudaron a salir)”, narró Zamora durante la Asamblea Anual del Fondo Unido México, que se celebró el 22 de agosto de este 2018.

A casi un año del sismo, el fondo, que es una Institución de Asistencia Privada (IAP) que forma parte de la red de la organización internacional sin fines de lucro United Way, informó en su asamblea llevada a cabo en Espacio Virreyes que alrededor de 144 empresas han donado para diversas actividades por el sismo, entre las principales: proyectos de ayuda inmediata, reconstrucción y recreación en distintas comunidades y en reactivación económica.

PUBLICIDAD

Entre los donantes se encuentran 3M México, Club Santos Laguna, Daimler, Schneider Electric, Fundación Sura, P&G, Chevron, Daimler, donantes individuales nacionales e internacionales, ExxonMobil, Johnson & Johnson, Repsol, entre otros.

El Reporte de Transparencias del Fondo de Emergencias 2017-2018 del organismo indica que se recabaron más de 56.9 millones de pesos (mdp) en especie, voluntariado y efectivo, de los cuales ya se han asignado el 98.8% para 119,776 beneficiarios directos y 38,887 indirectos.

El reporte también arroja que se beneficiaron a 80 comunidades en siete estados, dónde se ayudó a reconstruir de manera total o parcial 114 viviendas, nueve escuelas y dos centros comunitarios.

Te recomendamos: Manos mexicanas se unen para ayudar 

Algunas de las reacciones inmediatas que se realizaron a través del fondo fueron la gestión de bodegas con múltiples aliados para recepción de donativos en especie; la creación de un control para recepción y entrega de donativos; entrega de donativo especializado en Campo Marte para movilización mediante Sedena; activación de una campaña de crowdfunding nacional e internacional, entre otras.

“Realizamos donaciones en productos y también en horas por parte de nuestros empleados para atender esta emergencia. En 16 horas teníamos protegidos a parte de los rescatistas con cascos, anteojos, respiradores, auditivos y otros. El Comité de Crisis se reunía y también nuestro centro de abastecimiento en San Luis Potosí”, comentó José Varela, presidente y director general de 3M México, que fabrica productos como Masking Tape y notas Post-it.

IP y gobierno deben trabajar juntos

José Varela señaló que es de suma importancia que tanto el gobierno como la iniciativa privada trabajen de la mano para atender emergencias como la registrada el 19 de septiembre.

“Día a día el gobierno es un actor importante en la economía y el desenvolvimiento de la sociedad, también son las empresas privadas, entonces tiene que ser mano a mano y una colaboración de todos los días sin importar políticas o partidos. Todos vivimos en la misma sociedad”, comentó el directivo de 3M.

Y añadió: “La transparencia es sumamente importante porque hay gente donando grandes cantidades, pero también hay personas con menores recursos que dona lo que puede”.

Varela indicó que es necesario que exista transparencia en los donativos porque ello alienta a la gente a seguir ayudando, al tiempo en que permite solucionar las necesidades básicas de la población.

Puedes leer: Sismos de septiembre, una crisis que fortalece a México: empresarios

 

Siguientes artículos

Así es como AMLO planea sacar de la pobreza a 2.6 millones de campesinos
Por

El futuro titular de SAGARPA explicó que se prevé establecer una garantía de precios para los pequeños productores de ma...