Lo sentimos Mariah Carey, pero la repetición incesante de villancicos puede tener un impacto negativo psicológico.

Aunque este género puede poner de buen humor y despertar el espíritu festivo de mucha gente, los expertos aseguran que escucharlo en exceso puede resultar mentalmente agotador.

La Dra. Victoria Williamson, investigadora sobre la psicología de la música de la Universidad de Londres, explica el efecto como “una U” que comienza con un gusto muy fuerte y una afición por repetir las mismas canciones hasta alcanzar un hartazgo que genera disgusto, aburrimiento y molestia.

Además, expertos señalan que esta música se vuelve una limitante para los trabajadores en la temporada de fiestas. La Dra. Linda Blair, miembro de la sociedad británica de psicología, ha estudiado casos de empleados en tiendas departamentales que, durante la época navideña, disminuyen su productividad por la música ambiental que los persigue durante su jornada.

Cómo organizar tus deudas antes de la Navidad

En lugar de ser un estímulo relajante, la constante repetición satura al cerebro y provoca una respuesta negativa. Y sumado a las preocupaciones por dinero, trabajo o familia durante esta temporada, puede resultar demasiado abrumador, señala la experta.

No te preocupes, esto no significa que debas eliminar el Burrito Sabanero o Jingle Bells Rock  de tu lista de reproducción. Si quieres evitar la fatiga cognitiva, los expertos recomiendan mantener un ‘equilibrio’ y escuchar una variedad de géneros durante la temporada.

 

Siguientes artículos

Donan a México nuevo tratamiento para evitar amputaciones por pie diabético
Por

El tratamiento ha sido probado en 350,000 pacientes de 25 países y ha demostrado acortar el tiempo de curación.