El transporte más utilizado en Moscú es el metro el cual es uno de los sistemas subterráneos más grandes del mundo. Este representa el 65% de todas las experiencias de viaje en esta ciudad, transportando en promedio a más de 8.5 millones de pasajeros diariamente, lo que equivale aproximadamente a un tercio de la población mundial.

Este servicio en Moscú tiene 84 años y muchas de sus estaciones se construyeron en la primera mitad del siglo XX. Son hermosos monumentos de patrimonio arquitectónico que han tenido que adaptarse a los nuevos retos tecnológicos, lo que lo ha llevado a convertirse en un híbrido entre lo clásico y lo más vanguardista en el tema tecnológico.

TAMBIÉN LEE: MWC2019 | El gobierno de Moscú lanza de lleno el uso comercial de la 5G

Roman Latypov, primer vicepresidente ejecutivo del metro de Moscú, platicó con Forbes México sobre cómo esta ciudad ha convertido este medio de transporte, en uno de los más seguros y blindados de todo el mundo. Una especie de consejero ante la incertidumbre que viven los modelos tradicionales de este tipo de sistemas, como el de la Ciudad de México u otras regiones de América Latina.

-¿Cómo se encuentra el metro de Moscú en términos de crecimiento y expansión?

El metro de Moscú es el principal operador de transporte en nuestra ciudad y uno de los sistemas subterráneos más grandes del mundo. Representa el 65% de todas las experiencias de viaje en Moscú: transportamos a más de 8,5 millones de pasajeros en un día normal de semana. El año pasado, el número total de pasajeros por año fue de 2.5 mil millones de personas, lo que equivale aproximadamente a un tercio de la población mundial.

Foto: Valery Sharifulin / TASS vía Getty Images

El Metro de Moscú es uno de los líderes mundiales en términos de densidad de tráfico y confiabilidad operativa. En ciertas líneas, los trenes viajan con un avance de 90 segundos durante las horas pico, mientras que el cumplimiento del horario supera el 99%.

Para 2010, estaba sobrecargado y casi había alcanzado el pico de su capacidad de carga. Fue entonces cuando las autoridades de la ciudad lanzaron un programa de construcción a gran escala para expandir el subsuelo. Surgieron nuevas estaciones tanto en distritos remotos como cerca del centro de la ciudad, lo que ha creado intercambios alternativos para los pasajeros.

Hoy tiene 269 estaciones, incluidas las que pertenecen al Círculo Central de Moscú (MCC). Más de 80 estaciones abrieron desde 2010. El sistema ha crecido casi 1.5 veces en menos de 10 años.

-Tecnológicamente, ¿En qué se diferencia el metro de Moscú de otros sistemas de transporte de este tipo en todo el mundo?

Una de las diferencias es la estética de nuestras estaciones. El metro es uno de los principales sitios turísticos de Moscú. Somos líderes mundiales en cuanto a la diversidad de opciones de pago disponibles. Desde 2016, hemos estado trabajando para introducir y admitir varios modos de pago que no son en efectivo, a través del uso de tarjetas bancarias, tecnologías PayPass y PayWave, así como con los teléfonos inteligentes con Android Pay, Apple Pay y Samsung Pay.

Además los pasajeros pueden disfrutar de una conexión inalámbrica a internet durante todo el viaje gratuita. Lanzamos el proyecto en 2013 de la red inalámbrica del Metro de Moscú que fue la primera en el mundo en comenzar a funcionar en un tren en movimiento. Y hoy en día, es el Wi-Fi público más grande de Europa en términos de número de conexiones diarias (2.5 millones por día). Además que hemos instalado pantallas en vagones de tren, para que nuestros pasajeros se mantengan actualizados sobre todos los eventos importantes y obtengan toda la información necesaria sobre la situación del transporte.

-¿Cómo han digitalizado los servicios ofrecidos por el metro de Moscú?

El proceso de digitalización de un sistema de transporte subterráneo se puede dividir nominalmente en dos partes: el trabajo que se está haciendo del lado de los pasajeros y del lado de la infraestructura. Juntos, estos dos enfoques, nos permiten optimizar las experiencias de viaje de nuestros pasajeros y mejorar constantemente la calidad de sus viajes.

Los servicios de pasajeros incluyen todas las tecnologías que hacen que el viaje de nuestros pasajeros sea lo más cómodo y conveniente posible, desde el momento de planificar un viaje hasta salir de la estación de destino final. En particular, estamos hablando de sistemas interactivos de notificación de pasajeros, diversificación de opciones de pago y otros servicios complementarios.

Por ejemplo, los trenes subterráneos admiten el sistema de notificación en línea implementado a través de pantallas interactivas instaladas en vagones de tren. Las pantallas informan a los pasajeros sobre la estación de llegada: su infraestructura, su conectividad a otras líneas del metro y a las rutas del transporte terrestre, sobre actualizaciones de seguridad (en caso de incidentes) y las últimas noticias. Así es como creamos un contacto directo con los pasajeros de cualquier línea en modo de tiempo real.

La aplicación de metro de Moscú no solo ayuda a planificar la ruta, calcular el tiempo de viaje o recargar el saldo de la tarjeta por adelantado, sino que también muestra los principales puntos de atracción u objetos de interés más cercanos a cualquier estación, informa al pasajero sobre las visitas guiadas disponibles y las ofertas, entre otros consejos. En realidad es un ayudante interactivo, capaz de llevar a cabo muchas funciones diferentes.

-La amenaza de ataques terroristas son grandes en sistemas de transporte. ¿Cuál es su opinión sobre esto?

Entendemos que la seguridad de los pasajeros debe ser una prioridad para cualquier operador de transporte. Estos son los gastos que nadie querrá recortar. Es por eso que el metro de Moscú ha creado uno de los sistemas de seguridad de transporte más avanzados del mundo.

Nuestro objetivo es mantener el ritmo de las innovaciones tecnológicas recientes. Primero, los pasajeros que transportan equipaje pasan por el control de seguridad antes de poder ingresar a la estación. Nuestras zonas de control de seguridad tienen todo el equipo necesario para llevar a cabo esta tarea: detectores de metales estacionarios y de mano, silenciadores de ondas de radio capaces de neutralizar señales potenciales para dispositivos explosivos (también tenemos los medios para cerrar el aire de cualquier estación para radio móvil y otra líneas); escáneres estacionarios; detectores de vapor portátiles y detectores de residuos de materiales explosivos.

En general, el Metro de Moscú tiene más de 370 zonas de control de seguridad, sin contar el CCM y el monorriel de Moscú.

Los controles de seguridad tienen la tarea de prevenir delitos: ayudamos a las agencias de aplicación de la ley a evitar situaciones peligrosas en un sistema de transporte e identificar de antemano a los infractores. Desde que introdujimos las prácticas de control de seguridad e instalamos las cámaras de vigilancia en los pasillos, el número de delitos cometidos en el metro se ha reducido dos veces.

-¿Y cómo lograste hacer todo esto?

Para el gobierno de Moscú, el desarrollo del sistema de transporte de la ciudad, incluido el metro, es una de sus prioridades. El Metro de Moscú está creciendo gracias al Programa de Desarrollo de la Ciudad de Moscú Visión 2030, mientras que el Plan de Desarrollo del metro de Moscú está establecido hasta 2023 y Sergei Sobyanin, alcalde de Moscú, está haciendo todo lo posible para mantener el rumbo.

Estamos recibiendo un apoyo masivo de las autoridades de la ciudad, tanto en términos de financiación como de su interés en el despliegue de tecnologías innovadoras.

Los fondos se están invirtiendo para renovar el material rodante, y la innovación se manifiesta en la introducción de nuevos servicios y nuevas tecnologías, la digitalización del metro y el uso de lo mejor de la experiencia mundial.

 

Siguientes artículos

Ginkgo Bioworks: hacer realidad la ciencia ficción
Por

Un grupo de científicos entrenados por el MIT forman parte de una startup de biología sintética, valuada en 1,400 mdd, q...