Alejandro-Lajous-print Boton-web-octubre

“TODO LO PODEMOS HACER NUESTRO TEMA, SI NOS IMPORTA LO SUFICIENTE”, ASEGURA ALEJANDRA LAJOUS, QUIEN ESTÁ convencida de que la sociedad civil es capaz de lograr cambios sustanciales en la realidad mexicana.

La editora del libro La sociedad civil vs. la corrupción explica que el texto es un compendio de entrevistas que representa un collage de la contribución de la sociedad civil organizada en el proceso de aprobación de siete leyes para la creación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

“Decidí buscar quiénes eran las personas que se han organizado en grupos formales, no de forma casual, sino que han dedicado su vida al combate a la corrupción. La mayoría son académicos, pero también hay personas del sector privado que logran organizarse para hacer público algo que ocurre”.

El texto reúne 10 testimonios de actores y organizaciones distintos, para saber cómo se constituyeron y tomaron la decisión de evidenciar actos de corrupción.

Te puede interesar: Razón de sociedad civil en contextos vulnerables

“Hay una enorme diversidad de formas de actuar; a veces [éstas] se concatenan y pelean; son independientes. También se siguen y se apoyan cuando lo creen justificado”, señala la historiadora, quien fuera directora de Canal Once, entre 1991 y 2000.

En el compendio, destaca una entrevista con Federico Reyes Heroles acerca de la conformación de Transparencia Mexicana que, en 2001, llevó a cabo la primera Encuesta Nacional de Corrupción y Buen Gobierno y, para 2010, evidenció que los mexicanos cometieron 200 millones de actos de corrupción en el uso de servicios públicos provistos por autoridades federales, estatales, municipales, así como concesiones y servicios administrados por particulares.

Sociedad Civil, ¿independiente?

Si bien, la sociedad civil organizada ha sido un pilar en momentos de urgencia, también se ha convertido en un contrapeso para iniciativas gubernamentales.

Cuestionada sobre los objetivos que pueden perseguir las asociaciones privadas al patrocinar organizaciones civiles, Lajous explica que el apoyo privado se da porque los esfuerzos a veces son económicamente cuantiosos y requieren donaciones.

empresas corrupcion

Foto: Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad

“No sé cuántos grupos adicionales existan, pero los que cito son independientes. Creo que se debe juzgar caso por caso. Transparencia Mexicana consiguió recursos para medir la corrupción en México. Nadie sabía de qué tamaño era el problema y, para ello, fue necesaria una metodología con muestreo nacional y encuestadores. El costo fue muy alto y fue provisto por particulares. Los empresarios no son todos malos: muchos quieren que el país mejore. [Un negocio] no se hace [sólo] por dinero, sino por pasión. Cada quien puede contribuir de manera distinta”.

Para Lajous, combatir la corrupción es indispensable para el desarrollo del país. Ella considera que todas las personas pueden contribuir, agrupándose y adoptando una causa que sume a una forma de trabajo.

“Hay muchos temas en los que hay preocupaciones comunes: En medio ambiente, hay una gran alerta sobre el deterioro ecológico del país. O en la defensa de la niñez. Las personas tenemos problemas, y esos problemas perjudican a una comunidad muy grande, [pero] puede encontrar puntos de apoyo. Resolveríamos mejor los problemas si nos pusiéramos de acuerdo. Todos debemos adoptar una causa”, concluye.

 

Siguientes artículos

Marcelo-Ebrard
Ante Estados Unidos, hay respeto, no sumisión: Marcelo Ebrard, tras dar asilo a Evo
Por

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que no habrá sumisión ante Estados Unidos, luego de dar asilo político a Evo...