Un equipo de investigadores dentro de Pfizer hizo un hallazgo sorprendente en 2015: la exitosa terapia contra la artritis reumatoide Enbrel, un poderoso medicamento antiinflamatorio, que pareció reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer en un 64%, pero que la farmacéutica desestimó su desarrollo.

Los resultados fueron de un análisis de cientos de miles de reclamaciones de seguros. La verificación confirmó que el medicamento realmente tendría ese efecto en las personas aunque requeriría un ensayo clínico costoso.

Así fue que luego de varios años de discusión interna, Pfizer optó por no seguir investigando y no hacer públicos los datos de sus hallazgos.

Los investigadores de la división de inflamación e inmunología de la compañía instaron a Pfizer a realizar un ensayo clínico en miles de pacientes, que estimaron que costaría 80mdd, para ver si la señal contenida en los datos era real, según un documento interno de la compañía al que tuvo acceso el Washington Post.

Estudio positivo

“Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y retardar la progresión de la enfermedad de Alzheimer de forma segura”, dijo el documento, una presentación de diapositivas en PowerPoint preparada para ser revisada por un comité interno de Pfizer en febrero de 2018.

La compañía dijo al matutino que decidió después de tres años de revisiones internas, que Enbrel no se mostró prometedor para la prevención del Alzheimer porque la droga no llega directamente al tejido cerebral. Se consideró que la probabilidad de un ensayo clínico exitoso es baja.

Una sinopsis de sus hallazgos estadísticos preparados para publicación externa, dice, no cumplió con sus “estándares científicos rigurosos”.

Asimismo, Pfizer dijo que optó por no publicar sus datos debido a sus dudas sobre los resultados. Dijo que la publicación de la información podría haber llevado a científicos externos a una vía no válida.

Las deliberaciones de Pfizer, que no se han divulgado anteriormente, ofrecen una rara ventana a la frustrante búsqueda de tratamientos para el Alzheimer dentro de una de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo.

A pesar de los miles de millones gastados en investigación, la enfermedad de Alzheimer sigue siendo una enfermedad prevalentemente obstinada sin una prevención o tratamiento efectivo.

Algunos científicos externos no están de acuerdo con la evaluación de Pfizer de que estudiar el potencial de Enbrel en la prevención del Alzheimer es un callejón sin salida científico.

Más bien, dicen, podría contener pistas importantes para combatir la enfermedad y disminuir el deterioro cognitivo en sus primeras etapas.

También te puede interesar:

El exquisito paladar de Nafin: excede presupuesto por compras gourmet

 

Siguientes artículos

El CCE y Cámara de Comercio de EU crean alianza para apoyar con migración
Por

Los empresarios se comprometen a fomentar la relación económica entre México y EU y favorecer más comercio, no aranceles...