Es innegable que la mente es, y seguirá siendo, el instrumento más poderoso del hombre. No obstante, para seis de cada 10 personas en el planeta también es su peor enemigo.

Seis de cada 10 individuos poseen en mayor o menor grado, mecánicas mentales relacionadas con alguna de las cuatro fobias o miedos que presentaremos.

Todos ellos te impiden, de manera concreta, generar la viabilidad para ser millonario o acumular riqueza de forma considerable, sea cual sea tu labor.

Frases como: “No sé por qué, ni cómo, pero el dinero se me va como agua” o “Me siento mal por tener que cobrar”, pueden estar escondiendo un miedo oculto o fobia, detonada de manera clara o no en el individuo, provocando comportamientos y hábitos destructivos en materia financiera.

PUBLICIDAD

¿Qué sucede?

Comencemos pues hablando de este tema.

Primero comprendiendo lo que es un “miedo normal” y lo que es considerado una fobia.

Hoy por hoy la fobia se comprende como un miedo (irracional) detonado por una o varias experiencias vividas, en donde el individuo sufre de un comportamiento repetitivo, asociado (fobia adquirida y clara) o disociado (fobia no reconocida o miedo en transición) que le enfrenta a una situación de acción-reacción de manera interna; llevándolo a evadir o alejarse de objetos o inclusive situaciones que le comprometan o agredan. En este caso circunstancias específicas en materia laboral y financiera a través de comportamientos constantes y recurrentes, los cuales está evitando.

Como parte de mi labor en consultorio. En este tema, he encontrado, que los comportamientos de los individuos diagnosticados o no, con alguna de estas cuatro fobias, se repiten de manera consistente en mecánicas de alejamiento del dinero, manejo de la responsabilidad financiera, o inclusive de cualquier tipo de responsabilidad que los pudiera acercar a situaciones comprometedoras.

Debes saber estimado lector, que no necesitan mostrarse las fobias como algo absolutamente irracional extremo o brutal para comprometernos en nuestro comportamiento y alejarnos de las metas financieras, y es esto el problema más preocupante más allá de si está o no, definida o diagnosticada la fobia en sí misma.

El resultado es claro y los comportamientos o síntomas constantes respaldan en ocasiones la posibilidad de tener un miedo o tema en tormo a las cuatro fobias que nos atañen.

Entonces pues, el resultado está ahí. Se ve afectada la vida del individuo. Más allá de si está o no contemplada o descubierta la situación o el acontecimiento detonante de la fobia, o la situación vivida particular de la que se tenga noción.

Misma que el día de hoy, genera una conducta repetida o recurrente inapropiada financieramente hablando.

Pues puede existir el miedo, y evitarse aún sin saberlo, o tenerlo consciente. Cuestión que sucede con la mayoría de los individuos.

¿Pero cuáles son estos 4 miedos o fobias?:

1.- Plutofobia: Miedo al dinero

Miedo claro a tener dinero, por criterios de asociación variados, lógicos o ilógicos, directos o traslapados en mecánicas o situaciones vividas. Con síntomas incluso relacionados a no tener contacto con personas ricas o incluso con el dinero físicamente.

Explico una persona puede tener miedo al dinero sin saberlo, porque en algún grado de su pensamiento el dinero es malo, o te hace ser una mala persona, estos podrían ser algunos criterios de asociación, pero puede haber tantos como personas existen.

Quizá la persona asocia el dinero con algún recuerdo, aun cuando este no se lleve al nivel de fobia; que haría que el individuo no tocara siquiera el dinero por tenerle pánico, por generarle ansiedad o estados alterados a nivel mental y emocional (no confundir con el miedo a la suciedad o germifobia)

2.-Crometofobia: Miedo a la riqueza

Existe una constante confusión con la plutofobia y muchas personas comentan que es lo mismo. No obstante por raíces etimológicas, la crometofobia, se relaciona con el miedo a la riqueza.

Es decir, el miedo a las circunstancias o situaciones que el dinero conlleva. Las personas que tienen miedo a la riqueza pueden sentir ansiedad o extrema presión por generar o acumular riqueza, poseerla, verla en alguien más o incluso visualizarla.

Lo que hace que la persona se aleje de cualquier forma que le permita en todo caso generar los recursos para obtenerla.

Repitiendo, las fobias nos ayudarán a encontrar cuales son aquellos mecanismos recurrentes que hacen que el individuo se vea afectado por ello. Motor de este artículo.

En este caso las personas no son asiduas a consumir cosas que les hagan saberse con cierta posición económica-social, por principio también sienten una cierta pobreza de manera interna y evitan de manera constante cualquier circunstancia que los comprometa a elevar su nivel de vida (ejemplo, cambio de puesto o ascenso en el trabajo) Muchas veces sin notarlo lo confunden con hipengiofobia, que es el miedo a la responsabilidad que relacionado a ello podría atraer la riqueza.

3.-Hipengiofobia: Miedo a la responsabilidad

Es impresionante la cantidad de personas que tienen síntomas y comportamientos asiduos o repetitivos de este tipo. Muchos psicoanalistas y terapeutas lo asocian con una constante en personas adolescentes o adolescentes tardíos, que por principio descubren en sí mismos una evasión a toda responsabilidad, este miedo o fobia sin duda aleja a cualquier individuo del dinero.

Pues por principio para conseguir y tener dinero, se requiere de un grado de responsabilidad.

4.- Sociofobia: Miedo a ser juzgado socialmente

Y por último este, que muchas veces se cree que puede mantenerse controlado, pero se ve mermado por cualquier tipo de juicio de carácter social, generando hábitos complicados en torno a la materialización de riqueza e inclusive para las ventas.

Muchas personas con este tipo de miedos o comportamientos asociados a esta fobia se ven limitados en su manejo de liderazgo personal y su inteligencia emocional.

No sabiendo incluso cómo cobrar a las personas, o teniendo emociones sobre exaltadas o exageradas al momento de tener que relacionarse socialmente en temas de negocios. Haciendo que no puedan cobrar o incluso negociar.

Así es estimado lector, recuerda muchos comportamientos ocultan miedos. Y muchas situaciones ocultan razones detrás de ellas. Si tú crees que puedas tener alguno de estos miedos o fobias, apóyate de un especialista.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

china
Marco Polo y OBOR, estrategias para el comercio
Por

Hoy se habla de una guerra de comercio entre Estados Unidos y China. Pero ¿se quedará solamente en un conflicto de leyes...