Imagina que tienes dos puertas posibles, una de ellas, te da 10 millones de dólares y la otra te da la oportunidad de recuperar diez, veinte o treinta años de vida, con el mismo conocimiento y experiencia que hoy tienes. ¿Cuál eliges?

Este ejercicio lo compartí en redes sociales, notando que más del 90% de las personas contestaban que preferían los diez millones de dólares. Yo elegiría la otra opción, tener 20 o 30 años más, con el conocimiento y la experiencia que tengo.

Hay una lógica simple, las personas valoran más el dinero que el tiempo, de ahí que más del 90% eligieran la primera opción.

Ahora planteemos algo distinto. Tienes 85 años, una enfermedad terminal avanzada y 100 millones de dólares en el banco. ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por diez años más de vida con salud?

PUBLICIDAD

Te apuesto a que más del 90% de las personas se quedarían sin un peso. Y el 100% de los multimillonarios famosos que han muerto y conoces, darían toda su fortuna.

Es un hecho que muchas personas piensan que nunca podrán ver juntos 10 millones de dólares. Y también lo es que la valoración del tiempo y del dinero siempre cambia de acuerdo con las circunstancias.

El tiempo en sí mismo es vida. Cuánta vida estarías dispuesto a comprar. Cuanta riqueza tiene el tiempo en sí mismo. Y el tiempo en la vida.

Comprendo que la mayor parte de las personas por principio creen que ese dinero no lo podrán ganar o ver junto en mucho tiempo y quizá tienen razón. Y tampoco contemplan que, a la hora de gastarlo, puede terminar yéndose como agua pues tampoco es una cantidad exorbitante, ya que un par de bienes raíz podrían cubrir una fuerte cantidad de este, y cinco años no bien administrados, podría acabar con todo. Porque al final no es una cantidad tan exorbitante como nos suena.

Los dueños de empresas, millonarios, pagan a otras personas por desempeñar un trabajo, pero sobre todo por su tiempo. El tiempo hombre es y seguirá siendo algo valioso. Y lo es mucho más para el empleador, que para el empleado si no, no se rentaría. La plusvalía existe.

El tiempo de otros hombres nos hace multiplicar las labores, pagar por conocimientos y liberar espacios para generar utilidades, que no podríamos generar solos.

Diferencias del coach

¿Cómo desperdicias, malgastas o inviertes tu tiempo y el de los demás en ti o tu negocio?

Si desperdicias tu tiempo, es desidia y suicidio a gotas.

Si lo malgastas, es mala elección de actividades, o improductividad. Posiblemente tu tiempo por hora es mejor emplearlo en vender que en ir al banco ¿no crees?

Si inviertes tu tiempo, estás haciendo actividades que te dan dinero. Pero lo más inteligente es poner a otros a hacerlo también. Para que tu tiempo lo utilices en lo verdaderamente importante. Tu familia o el disfrute de los 60, 70 u 80 efímeros años de vida.

Recuerda una forma clásica de matar un proyecto, un negocio, o tu vida es perdiendo el tiempo.  La mejor aliada de tu vida y tu negocio es la productividad. Lo que haces con tu tiempo lo haces con tu vida. Y ahí está la verdadera riqueza.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.