Guillermo García Alcocer reconoce que los últimos tres meses han sido complicados. Durante diciembre de 2018, el Comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) enfrentó un recorte del 60% de su personal después de que el nuevo gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, redujera el presupuesto de la institución.

Además, el presidente de México ha dicho que el regulador energético conspiró en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para debilitarla a favor de empresas privadas.

«Mi impresión es que no le está llegando toda la información correcta al presidente», dice a Forbes México  García Alcocer vía telefónica.

A pesar de los choques entre ambas autoridades, el regulador energético trabajará en dos prioridades durante 2019 para impulsar el uso de energías renovables.

La primera es una regulación de generación distribuida colectiva que permitirá a una persona o empresa colocar un techo solar, por ejemplo, en un centro comercial, y pueda dar servicio eléctrico a vecinos y zonas aledañas, pagando únicamente por el porteo de la distribución eléctrica, adelantó García Alcocer.

«Este tipo de modelo de economía colaborativa es muy importante. Tenemos la oportunidad de darle cabida a las nuevas tecnologías y formas de hacer negocio en en beneficio de la ciudadanía, para que tengan más opciones de energía eléctrica a buen costo», declaró.

85% del territorio mexicano es óptimo para aprovechar la irradiación solar, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex). Además, la generación solar distribuida en nuestro país, también conocida como techos solares, cerró 2018 con 85,000 contratos a nivel nacional.

La consultora PwC estima que la capacidad instalada alcance más de 6,000 MegaWatts (MW) hacia 2024, que equivale a la demanda de 1.2 millones de hogares en México.

Su segunda prioridad es el almacenamiento eléctrico, de la que ya sacaron una resolución de definiciones durante el penúltimo pleno de la CRE, antes de que se quedara sin cuórum, donde se estableció qué es el almacenamiento.

«A partir de esa definición se puede calificar qué servicios y costos puede tener ese almacenamiento para obtener beneficios mayores, como lo es darle continuidad a la energía renovable y la intermitencia que naturalmente tiene», explicó.

García Alcocer retomó el caso de Hawaii, donde la empresa Hawaiian Electric comenzó con un proyecto piloto para almacenar energía mediante un batería de la firma Amber Kinetics, el primer proyecto comercial en Estados Unidos.  Cada una de las baterías de 8 kilovatios que están probando es capaz de electrificiar a 25 hogares durante una hora.

«La isla de Hawaii tiene esa posibilidad y creo México puede utilizar mucho más la energía renovable teniendo el complemento del almacenamiento», agregó.

Lee también: Esta empresa quiere fabricar baterías de energía limpia en México

Mientras avanza en estos ejes, García Alcocer cuenta que no está en «la lógica de las renuncias» a la CRE una vez que se elijan los nuevos comisionados, y reconoce el sentido de urgencia de López Obrador para complementar el pleno.

«Son señales muy positivas que nos dan ese optimismo moderado sobre el futuro de nosotros», agregó el comisionado presidente del regulador energético mexicano.

 

 

Siguientes artículos

Finanzas sanas en pareja, un gran reto para mantener el amor
Por

El dinero y una mala administración pueden meter estrés innecesario en una relación, así que para evitar que el amor sal...