Por Usman Shuja* y Oscar Márquez**

Lee: ¿Liderará México la revolución de la IA? (I)

Mensajes confusos desde el gobierno

A pesar de todas estas ventajas, la primacía de la inteligencia artificial (IA) en México no está de ninguna manera asegurada. Incluso cuando el país toma medidas para convertirse en un líder digital, abundan los obstáculos, muchos de ellos directamente del propio gobierno.

Es posible que el gobierno mexicano haya dado a conocer una estrategia de IA, pero todavía existe una gran brecha entre los objetivos que anunció y el trabajo concreto que se necesitará para alcanzarlos. En 2018, pocos meses después de que se hiciera pública la estrategia de IA, se votó a favor de una nueva administración, y sus intenciones con respecto a la transformación digital de México son decididamente más oscuras que las de su predecesora.

La anterior política del gobierno era inequívoca en su apoyo al emprendimiento tecnológico y fundó una agencia con programas de capacitación, creación de habilidades y apoyo a aceleradores a través de la creación de fondos de capital inicial, apoyo a inversiones directas en empresas y proyectos de innovación, y más. Esos programas o esfuerzos similares deben continuar y no está claro si ese será el caso o no. Por otra parte, el gobierno ha anunciado recientemente la creación de la Red Pública de Telecomunicaciones para ofrecer internet de bajo costo mostrando una clara y continua dedicación a la democratización de la tecnología en México.

Algunos altos funcionarios de la nueva administración entienden la importancia del desarrollo tecnológico para la creación de empleos, el crecimiento de la economía y el aumento de la productividad, y quieren apoyar el desarrollo de la tecnología, aunque todavía no tengan programas específicos en mente. Pero otros han declarado que no se centran en la tecnología o el espíritu empresarial, sino en la manufactura y las exportaciones, un enfoque obsoleto y, quizás, peligrosamente anticuado.

La volatilidad en el enfoque del gobierno se refleja en las regulaciones en torno al desarrollo tecnológico. Es sorprendentemente difícil crear propiedad intelectual en México y la mayoría simplemente asume que no podrá obtener patentes u otra protección legal. La innovación sigue llevándose a cabo con la esperanza de ser los primeros en introducir una nueva invención en el mercado, pero el retorno de la inversión está lejos de estar garantizado.

En cuanto a la creciente madurez digital del resto de la región, lo cierto es que si México decide recortar su apoyo a la innovación tecnológica, será el caso más atípico de América Latina.

Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú han realizado grandes inversiones en madurez digital y ya están empezando a cosechar los beneficios. Debido a esto, se espera que sus economías se dupliquen en menos de 25 años. Mientras tanto, México está a la cabeza en medidas como la transparencia gubernamental de la información, pero ocupa la última posición en América Latina en términos de conectividad digital y ha recibido una mala clasificación en la madurez de la economía digital y la accesibilidad digital de los servicios gubernamentales.

En esencia, el enfoque mixto de México con respecto a la IA le ha aportado ventajas en ciertas áreas, pero ya se está quedando atrás en otras, y una mayor vacilación será la oportunidad perfecta para que otros países más enfocados de la región avancen en la madurez tecnológica.

¿Cómo será el futuro de México?

Entonces, ¿qué debe hacer México para superar las barreras en su camino y lograr todo su potencial como líder digital?

A nivel gubernamental es necesario que exista un plan de acción más claro y específico para hacer avanzar a México. Esto probablemente implicará una mayor inversión en tecnología de la información y de comunicaciones, así como programas concretos y específicos para apoyar la innovación digital y un frente unido entre los departamentos. Esto requerirá trabajo, pero los beneficios podrían ser grandes. McKinsey estima que, al mejorar su madurez digital, México podría aumentar su PIB total entre un 7 y 15%, gracias a una combinación de aumento de la productividad y empleo, la creación de nuevas empresas y la expansión de la industria tecnológica.

También hay mucho trabajo por hacer por parte de las compañías individuales. Con demasiada frecuencia, los CTO no tienen incentivos para innovar, ya que serán los primeros en caer si las implementaciones de nuevas tecnologías no tienen éxito. Se necesitan estímulos para experimentar e incluso fracasar, con el apoyo directo de toda la estructura, desde el CEO hasta abajo.

Te recomendamos: Evita este error en la transformación digital de tu negocio

Una posible estrategia consiste en seleccionar a los gerentes emergentes de toda la organización y colocarlos en un programa enfocado en la innovación, donde pueden pasar seis meses o incluso un año enfocados enteramente en descubrir nuevas soluciones, observar el estado del ecosistema como un todo y hacer un seguimiento de los desarrollos de otras startups. Entonces estos gerentes pueden aportar un punto de vista completamente nuevo y diferente al resto de la organización.

Al final, la transformación digital no se trata solo de tecnología; se trata de una nueva forma de pensar. Aquellos que no adopten la IA pronto se encontrarán muy por detrás incluso de compañías que antes no habrían considerado como competencia, ya que la tecnología difumina las líneas entre las industrias.

Los riesgos potenciales que se avecinan son grandes, pero también lo son las recompensas. La única certeza en este momento es que para México todos los caminos siguen abiertos.

*Director Comercial de la compañía de inteligencia artificial SparkCognition.

**Director de Tecnología de Global HITSS.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Franquicias o know how, la oportunidad de negocio que estabas buscando
Por

A diferencia de otros tipos de negocios, la franquicia resulta ser una apuesta segura, ya que el franquiciado recibe la...