Esta semana Google México hizo un gran anuncio, la llegada de Google Station. Google Station es una red WiFi que inició en estaciones de tren en India (por eso su nombre de Station o Estación). Ahora nuestra hermosa nación es la tercera en el mundo en recibir este servicio después de India e Indonesia.

El servicio es sencillo, llegas a la plaza (la mayoría por ahora son Galerías de la empresa El Puerto de Liverpool S.A.B. de C.V) y aeropuertos de la República Mexicana y entre las redes buscas la que se llama “Google Station” y pides conectarte. Te conectas a la red, ves un anuncio (si, te lo tienes que chutar) y listo, navegas rápido por unos 30 minutos. Después de los 30 minutos puedes seguir conectado, pero la velocidad será menor.

Esto es interesante por varias razones, pero la principal es que ayuda a muchos que tienen que reducir gastos de consumo de la red de datos de su proveedor de telefonía, o que su proveedor no cubre ciertos espacios. Aunque obviamente estos anuncios dejan ganancias para Google, me parece que por ahora sólo ayuda a mantener la tecnología que invirtió Google para darle estabilidad a lo que suelen ser redes con poco mantenimiento, que se saturan y que ofrecen malas experiencias a los usuarios finales. El acceso a Internet siempre es bueno, y aunque no creo que esto ayude a conectar a 36% de la población del país a Internet, me parece que sí es una opción más que apoya la misión de Google por dar acceso a la Web y a los sitios donde ellos ponen anuncios y les da ganancias como: YouTube, Google Search, y varios sitios que cuentan con la red de anuncios de Google.

Pero detrás de todo este lanzamiento hay una gran y, personalmente gratificante historia. Hace cerca de 10 años un joven ingeniero que administraba la red de una conocida universidad privada llegaba con su único traje a una entrevista en Google, su nombre es Jack. Esta extraordinaria persona sorprendió a más de uno con su conocimiento, energía y potencial; entró al equipo de ventas mientras que todos sabíamos que algún día pasaría a algún equipo de ingeniería. Hoy Jack es una de las personas clave en hacer que Google Station llegue a México, no dudo que haya sido quien haya explicado, vuelto a explicar, implementado y perseguido al partner adecuado, en este caso SitWiFi.

Algo que me hace estar tranquilo ahora que llega este servicio a México es que tenemos a un gran mexicano detrás del producto. El conocimiento de Google sin duda ayuda a agregar seguridad, practicidad y estabilidad a este tipo de redes públicas que pocos utilizamos por ser poco prácticas, inseguras e inestables. Hoy puedo decir que detrás de una gran compañía siempre hay grandes personas, como Jack.

Más sobre las ubicaciones y sobre Google Station.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El reto, impecable gestión de activos intangibles
Por

La gestión excelente de los intangibles afecta directa y cuantificablemente los resultados financieros. Estos indicadore...