La Comisión Reguladora de Energía (CRE) autorizó la tarde del martes 17 de julio por primera vez que una cadena de autoservicio, Walmart de México, venda gas Licuado de Petróleo (LP) en México.

El permiso implica que 29 tiendas en el Estado de México ofrezcan el combustible, en filiales como Superama, Sam’s Club, Bodega Aurrerá y Bodega Aurrerá Express, dice en entrevista Susana Cazorla, titular de la unidad de gas LP de la CRE.

La oferta estará disponible para 4,000 familias en los municipios de Ecatepec, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli, Otumba, Nextlalpan y Coacalco, pero Walmart puede escalar la venta del gas a todas sus tiendas del país, mientras avise y registre el número de establecimientos ante el regulador, explica.

 

PUBLICIDAD

¿Qué ventajas ofrece?

La funcionaria enlista la flexibilidad de horarios, facilidades de pago, la entrega de nota y kilos de a kilo entre los beneficios para los consumidores. “El cliente no tendrá que estar esperando al camión para que cambie el cilindro; podrá ir a la hora que sea”.

Esta autorización se produce mientras el país enfrenta una concentración del mercado de gas LP, que pasó de 48 a 53% entre 2016 y 2017, de acuerdo con un análisis de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece). La autoridad antimonopolios detalló en el reporte que son cinco grupos empresariales quienes concentran el sector en el país, principalmente en la región del Pacífico, Baja California y Yucatán.

Según Cazorla, la medida suma mayor competencia y desarrollo del mercado, promueve esquemas competitivos con beneficios a los consumidores. “Walmart va a servir de intermediario entre el distribuidor y el usuario final”, agrega.

“Esperamos que el precio sea eficiente. La tarifa será resultado de Walmart y quienes llenen los cilindros. Deberá ser acorde al servicio, de otra manera la gente no va a ir. Eso es lo bueno de empoderar al consumidor dándole opciones”, menciona.

 

¿En qué consiste el permiso?

Walmart podrá vender el combustible durante 30 años gracias al permiso, que tiene un costo de 28,000 pesos, y una póliza de responsabilidad civil, además de la normatividad en regla.

“Para otorgar el permiso, hicimos la revisión del formato en donde tiene que garantizar que cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas técnicas y de seguridad con la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA). Ya hicimos ese check-in”.

La cadena minorista venderá cilindros retornables de 10 kilogramos cada uno. Cada tienda podrá almacenar hasta 1,500 kilogramos, es decir 150 cilindros, pero el programa comenzará con 20 cilindros en exhibición.

La regulación mexicana establece que los usuarios no calificados, es decir, los ciudadanos consumidores, pueden adquirir, almacenar o transportar hasta 25 kilogramos del energético, pero el peso del cilindro oscila entre 13 y 15 kilos.

Actualmente, Walmart se encuentra instalando los espacios e implementando las medidas necesarias para iniciar la comercialización. Como el resto de los competidores, la empresa estará obligada a reportar los precios del energético a la CRE.

“En cuanto estén listos, nos darán aviso y será el banderazo de salida. Pero el permiso ya está otorgado”, reitera.

Cazorla adelanta que hay otras dos cadenas de autoservicio interesadas en comercializar el gas LP en nuestro país, pero declina compartir sus nombres.

 

Siguientes artículos

Oportunidades que ofrece la economía Kosher
Por

México es uno de los principales exportadores de productos Kosher del mundo, con una cuota que se estima en un 5% del to...