Por David Dawkins

Una investigación sobre Rockstar Games, los creadores de la muy popular serie Grand Theft Auto (GTA) revela que la empresa no ha pagado ningún impuesto sobre sus ganancias operativas estimadas, en 5,000 millones de dólares (mdd) de 2013 a 2019, mientras acumula millones en subsidios gubernamentales destinadas a empresas “culturalmente británicas”.

TaxWatch UK, un grupo de expertos en investigación, estima que Rockstar Games obtuvo una ganancia operativa de 5 mdd durante el período de lanzamiento que incluyó Grand Theft Auto V y Red Dead Redemption 2.

El informe dice que Grand Theft Auto V es el “producto comercialmente más exitoso en la historia de la industria del entretenimiento”, con ingresos totales estimados de 6,000 mdd, desde el lanzamiento del videojuego en 2013.

Según lo informado por Forbes, Red Dead Redemption 2 vendió una cifra masiva de 725 mdd en sus primeros tres días de lanzamiento en octubre de 2018.

El informe describe la conclusión de que la compañía ha ganado tan poco de estos productos que son elegibles para reclamar créditos fiscales del gobierno como “absurdos”. Rockstar North Ltd, que lideró el desarrollo del juego, ha reclamado 51 mdd en subsidios del contribuyente, en los últimos tres años, en forma de créditos, a través del régimen de desgravación fiscal de los videojuegos.

La exención de impuestos sobre videojuegos fue presentada por el gobierno del Reino Unido en 2014 para proporcionar apoyo específico para juegos que eran “culturalmente británicos”, con un enfoque particular en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, en particular la floreciente escena de juegos indie británicos.

Grand Theft Auto V, agrega el informe, se basa en una representación ficticia de gangland California, pero el British Film Institute le otorgó la certificación como “un videojuego culturalmente británico” en septiembre de 2015, después de que el juego ya había registrado más de 3,000 mdd en ventas.

George Turner, director de TaxWatch, describió al contribuyente del Reino Unido que subsidia a Grand Theft Auto como “escandaloso”, y agregó: “Este es un asalto en contra del contribuyente británico y el bienestar corporativo en su peor momento”.

También lee: Adicción al sexo y los videojuegos, en la lista de enfermedades de la OMS

“La exención de impuestos sobre videojuegos fue diseñada para ayudar a los desarrolladores de juegos con un contenido cultural que tendrían dificultades para vender en el mercado internacional. El hecho de que una gran cantidad de ese alivio vaya a los desarrolladores de Grand Theft Auto muestra claramente que la iniciativa no está funcionando según lo previsto “.

El análisis de TaxWatch descubrió que Rockstar North reclamó el 19% del alivio total pagado a toda la industria de los videojuegos en el Reino Unido desde que el programa entró en vigencia. Los informes agregan: “Esto plantea serias preguntas sobre si el alivio está siendo dirigido adecuadamente, en un momento en que la industria está presionando para que el alivio se expanda y se haga más generoso”.

El informe se vuelve aún más impactante con la noticia de que las compañías de Rockstar pagaron “0 pesos de responsabilidad fiscal, en total, sobre el impuesto de sociedades en el Reino Unido entre 2009 y 2018″. TaxWatch afirma que siete empresas activas con sede en el Reino Unido, utilizando los nombres Take-Two y Rockstar , declararon una ganancia total, antes de impuestos de solo 47,3 mdd en el Reino Unido entre 2013 y 2018. Una suma muy diferente de la ganancia operativa que estiman en el mismo período en la región de 5,000 mdd. 

El reporte agrega que “una asignación de ganancias más apropiada” entre los EU y el Reino Unido habría dado como resultado que se asignaran sustancialmente más ganancias a los contribuyentes británicos, lo que significa que Rockstar North no sería elegible para un crédito fiscal deducible.

Rockstar North aún no ha respondido a las solicitudes de comentarios hechas por Forbes.

En septiembre de 2013, el artículo titulado: “GTA 5: una gran exportación británica”, del Dr. Richard Wilson, director ejecutivo de TIGA, la asociación comercial que representa a la industria de videojuegos del Reino Unido, celebró el “impacto cultural y la calidad artística del juego”.

Sin embargo, en 2013, el director ejecutivo de Freedom from Torture, Keith Best, golpeó en una escena del juego en la que el jugador debe sacar los dientes y electrocutar a un hombre desarmado.

“Rockstar North ha cruzado una línea al obligar efectivamente a las personas a asumir el papel de torturador y realizar una serie de actos indescriptibles si quieren lograr el éxito en el juego”, dijo.

“La tortura es una realidad, no un juego, y glamourizarla en la cultura popular anula el trabajo de organizaciones como Freedom from Torture y activistas sobrevivientes para hacer campaña contra ella”.

No te pierdas: Videojuegos, daño colateral de la guerra comercial entre EU y China

 

Siguientes artículos

Las balas y los sicarios, en el centro comercial
Por

La ejecución, en un restaurante y en una plaza con vigilancia tenía desafíos logísticos, que permitieron que la instrucc...