La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela advirtió que ejercerá las competencias correspondientes a la Asamblea Nacional (AN) de ese país, mientras ese órgano se mantenga en situación de “desacato”, de acuerdo con el gobierno venezolano.

“Se advierte que mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”, indica un extracto de la sentencia emitida por el TSJ el pasado 29 de marzo del presente año.

Actualmente hay Organización de Estados Americanos existe una discusión (OEA) para que se active la carta democrática interamericana.

“Han desatado una histérica campaña contra Venezuela, ante el fracaso de sus intenciones por inmiscuirse en nuestros asuntos internos. Los motiva la venganza y la intolerancia político-ideológica contra la sólida y vigorosa democracia venezolana y su modelo inclusivo de derechos humanos”, sostuvo el gobierno.

Puedes leer: La integración como la soñó Bolívar, ahora es comercial

Ante esta situación, Gerardo Blyde, alcalde del municipio Baruta, alegó que la decisión del TSJ emitió esta sentencia para buscar salirse de la Organización de Estados Americanos y anular el acuerdo que suscribe a Venezuela, la cual les da derecho a la activación de la carta democrática.

“Si hay algunas medidas que tome la OEA en contra de Venezuela basadas en la Carta Democrática Interamericana van a abrir el proceso en el TSJ para anular la Carta Democrática en Venezuela por decir que es violatoria de la Constitución”, destacó Blyde quién se desempeña como politólogo y abogado constitucionalista.

Presión internacional incomodan a Maduro 

PUBLICIDAD

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), denunció un “auto-golpe de Estado” en Venezuela por la toma del poder legislativo por parte de Maduro.

“Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado”, sentenció Almagro en un comunicado.

“Callar ante una dictadura es la indignidad más baja en la política”, señaló el secretario general, que insistió en que se deben utilizar todos los mecanismos disponibles para “recuperar la democracia en Venezuela”.

Almagro solicitó que se convoque, con urgencia, otra reunión del Consejo Permanente, formado por los 34 países miembros, bajo la autoridad del artículo 20 de la Carta Democrática, que determina que en caso de alterarse el orden constitucional y democrático de un Estado, cualquier otro Estado o el secretario general de la OEA pueden solicitar una reunión para evaluar la situación.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, pidió al poder judicial venezolano reconsiderar la resolución contra la Asamblea Nacional.

“Los ciudadanos venezolanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos mediante unos representantes elegidos libremente, tal como establece el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

Argentina convocó para mañana sábado una reunión urgente de cancilleres del Mercosur para analizar la “grave situación institucional” que atraviesa Venezuela.

Ante la presión política extranjera, el gobierno venezolano sostuvo que “ejercerá las acciones políticas y diplomáticas que brinda el Derecho Internacional y nuestro orden jurídico interno para detener y evitar la materialización de planes contra la estabilidad y la paz en Venezuela”.

Con información de Ana Rocco.

 

Siguientes artículos

“El boxeo mexicano está en crisis y necesita volver a sus orígenes”
Por

La recuperación del Campeonato Nacional es el primer paso para que México vuelva a ser referencia en el boxeo, pero todo...