Tanto el presidente venezolano Nicolás Maduro como el mandatario recién electo de Argentina, Alberto Fernández, desean que Andrés Manuel López Obrador juegue un rol destacado en América Latina como parte de un eje progresista, pero el líder mexicano se descarta.

Desde Cuba, durante un congreso antiimperialista, Maduro afirmó ayer que con el triunfo de Fernández y el liderazgo de López Obrador se estaría conformando un “segundo frente” para abolir en neoliberalismo en la región.

El primer frente, de acuerdo con el venezolano, es la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el segundo es un nuevo frente progresista encabezado por López Obrador y Fernández, y el tercero es la resistencia de los movimientos populares en las calles de Ecuador, Perú, Chile, Brasil y Colombia.

Cuestionado al respecto en su conferencia de prensa matutina de este lunes, el mandatario mexicano rechazó ese planteamiento al afirmar que cada nación tiene un contexto, cultura e historia diferente.

“No, porque cada país tiene su propia realidad, cada país tiene su propia historia, por eso precisamente es el principio de autodeterminación de los pueblos, de ahí viene, cada pueblo tiene su propia historia, su idiosincrasia.

“Cada quien tiene que actuar de acuerdo a sus circunstancias y agradecemos mucho las muestras de solidaridad de los gobiernos del mundo, en general, vamos bien, vamos muy bien”, aseguró.

Lee también: AMLO dice que no tomará partido en disputa entre El Salvador y Venezuela

El mandatario federal agradeció que tanto Maduro como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vean a México como un aliado y amigo.

Afirmó que su gobierno seguirá trabajando con todos los líderes del mundo siempre respetando el principio de autodeterminación de los pueblos y el respeto a la soberanía.

“Así igual que el presidente Donald Trump, no es para presumir, pero lo mismo que está diciendo el presidente Maduro lo está diciendo el presidente Trump, hace cinco días el presidente Trump volvió a hacer referencia al apoyo que tiene del gobierno de México en el tema migratorio y se refirió en términos muy respetuosos a nosotros”, mencionó.

Para López Obrador esa postura es positiva; “que México sea apreciado, querido, respetado, por todos los pueblos y gobiernos del mundo, porque es recíproco, nosotros queremos y respetamos a todos los pueblos y gobiernos del mundo”, aseguró.

Grupo de Puebla

Alberto Fernández tiene este lunes su oportunidad de sumar a López Obrador a un eje progresista para América Latina conformado por el nuevo Grupo de Puebla, creado recientemente por una treintena de políticos, entre expresidentes, excancilleres y políticos latinoamericanos, en la ciudad mexicana de dicho nombre.

El presidente electo se reúne este lunes con el Ejecutivo mexicano en su primer viaje al exterior tras haber ganado las elecciones en su país, lo que en sí ya es un mensaje de la importancia de la alianza que busca, de acuerdo con el diario español El País.

El artífice del Grupo de Puebla es el excandidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, muy cercano a Fernández, y en éste ya participan los expresidentes brasileños Lula da Silva y Dilma Rousseff, el ecuatoriano Rafael Correa, el colombiano Ernesto Samper; el único participante no latinoamericano es el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

Pese a que la primera reunión del Grupo fue en México, el papel del gobierno de López Obrador fue testimonial y por ello Fernández abogará por unirlo de forma más activa.

Pese a todo, López Obrador insiste en que su prioridad no está en el exterior, aunque fuentes del Ejecutivo mexicano calificaron de “interesante” la iniciativa, según El País.

Con información de Notimex

 

Siguientes artículos

Pensión para adultos mayores aumentará conforme a inflación
Por

El presidente AMLO aseguró que este año el salario general ha aumentado más que en años anteriores; el promedio registra...