Reuters.- Una profesora de una escuela de arte de Barcelona organizó una protesta en un museo dedicado a Pablo Picasso con la intención de arrojar luz sobre el comportamiento a veces insensible del pintor español hacia las mujeres.

María Llopis y siete de sus estudiantes se manifestaron en el Museo de Picasso luciendo camisetas que decían “Picasso, abusador de mujeres” y otras referidas a Dora Maar, una artista francesa que se cree que sufrió abusos por parte del pintor durante su relación en las décadas de 1930 y 1940.

La protesta de la semana pasada se hizo eco al debate mundial sobre el tratamiento que los hombres dan a las mujeres, liderado por el movimiento #MeToo, que incluye reevaluar la conducta de personalidades vivas y fallecidas.

Lee también: Ideas Opuestas: Picasso, Musk, y el futuro

En España, los derechos de las mujeres han pasado a la agenda política en los últimos años después de varios casos de violación y abuso de alto perfil.

Llopis, de 45 años, dijo que quería hacer una protesta para decir que el museo no estaba haciendo suficiente foco en las relaciones femeninas de Picasso, en particular en la obra de Maar y su conflictuada vida después de su ruptura.

“No fue un ataque a Picasso”, dijo Llopis. “No creo para nada en la cultura de la cancelación. Creo en la verdad, en no ocultar cosas”, agregó.

El Museo Picasso no estuvo disponible para realizar comentarios a Reuters.

Lee: Francia redescubre a caricaturista mexicano que llevó a Picasso a EU

Su director, Emmanuel Guigon, dijo al diario La Vanguardia que respetaba la protesta y que Picasso era indiscutiblemente “machista”, pero que no sabía de casos de abuso físico.

El museo planea realizar un debate en noviembre sobre la relación del artista con las mujeres.

Picasso, quien vivió de 1881 a 1973, tuvo muchas relaciones a lo largo de su vida.

En un libro de 2001, su nieta Marina Picasso escribió que él se deshacía de las mujeres después de “someterlas a su sexualidad animal, domesticarlas, embrujarlas, ingerirlas y aplastarlas sobre su lienzo”.

Te puede interesar: Retrato de Picasso supera 103 mdd en subasta en EU

La historiadora de arte Victoria Combalia, autora de una biografía de Maar, acusó de superficial la protesta de Llopis, pero estuvo de acuerdo en colocar información en los museos sobre el contexto detrás de las pinturas.

Hay evidencia de que al menos una vez Picasso probablemente le dio un puñetazo a Maar en el ojo y que podía ser visto como abusivo con las mujeres en general, dijo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

G7 acuerda desarrollar certificados de vacunas y ensayos clínicos
Por

En la reunión de ministros de Sanidad del G7 se acordó la implementación de los certificados Covid-19 para fomentar la c...