La brecha de género en el campo laboral es cada vez más grande para las mexicanas durante los años de formación de una familia, de acuerdo con el estudio “La Lucha por la Igualdad de Género: Una Batalla Cuesta Arriba” (2017) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).

“La maternidad tiene efectos negativos sobre la participación de la mujer en la fuerza de trabajo, su remuneración y su progresión profesional. Esto ocurre sobre todo cuando la oferta de servicios públicos de calidad para el cuidado infantil no cubre la demanda, como es el caso en México”, indica el reporte.

En el país, el 44.9% de las mujeres en edad de trabajar tienen un empleo, lo cual es la tercera tasa más baja de los 35 países miembros, solo por encima de Turquía (28.7%) y Grecia (41.7%), y por debajo del promedio del organismo (60.1%). Por el contrario, los hombres mexicanos se encuentran en una tasa de empleo del 78.5%.

“Los estereotipos todavía limitan las opciones de mujeres y niñas, y las mexicanas se ocupan, sin remuneración alguna, de más de tres cuartas partes de todos los quehaceres domésticos y del cuidado de los niños. Estas horas dedicadas al trabajo no remunerado restringen el tiempo que podrían destinar al trabajo remunerado”, señala el reporte.

PUBLICIDAD

De igual manera, las largas jornadas laborales es un obstáculo para madres y padres, al tiempo en que es importante la licencia de paternidad para equilibrar la balanza en el cuidado de los hijos.

Te recomendamos: Emprendimiento femenino, sin terreno parejo en México

 

Siguientes artículos

Los mexicanos no somos corruptos, dice AMLO a Trump
Por

"Vamos a acabar con la corrupción. Se va a purificar la vida pública de México, ya no habrá corrupción y que (Trump) no...