El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que se irá del órgano central mexicano con una inflación estable.

“Me voy con tranquilidad de que voy a dejar la inflación encaminada hacia nuestro objetivo”, comentó Carstens durante el foro True Economic Talks: Afrontando el Cambio, organizado por el  Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

La declaración aparece dos días después de que México registrara su mayor inflación (5.82%) desde mayo de 2009. Carstens espera que para finales de año, la inflación presente una tendencia decreciente mucho más clara. 

“Estoy seguro que en el año 2018 vamos a tener una inflación por debajo del techo de nuestra banda y con altas posibilidades de que convenga en 3% hacia finales del ese año”. Gran parte del aumento en la inflación es el resultado del aumento en los precios del transporte urbano. 

PUBLICIDAD

El exsecretario de Hacienda pospuso su salida del Banxico para ser el nuevo gobernador del Banco de los bancos centrales, después de que el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, solicitara que permaneciera hasta noviembre al frente de la institución.

Aquí la historia completa: Agustín Carstens se queda en Banxico hasta noviembre

“Es un cambio discreto, no es una aceleración del proceso inflacionario en otros bienes y servicios.

La siguiente semana Banxico tendrá su reunión de política monetaria.  “Ahí vamos a analizar con todo detalle ese y otros determinantes de la inflación”, destacó Carstens.  

 El gobernador de Banxico considera que el reto de la estabilización es constante.  “Es un reto constante, no podemos bajar a la guardia. En el tema fiscal también ha habido muchos avances” comentó Carstens. 

 

Siguientes artículos

DiCaprio pide a Peña Nieto que salve a la vaquita marina
Por

DiCaprio recordó que solo quedan 30 vaquitas que habitan en el Golfo de California, México.