Ante la posibilidad de que Estados Unidos salga del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México conservará su competitividad y podrá utilizar las ventajas que le dan los tratados de libre comercio con el resto del mundo, opinan expertos en el tema.

De acuerdo con Herminio Blanco, presidente de IQOM Inteligencia Comercial, el TLCAN permite la eliminación de aranceles a la exportación y a la importación, así como de barreras arancelarias.

De igual manera, el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá disminuye o acaba con las barreras a servicios e inversión, al tiempo en que protege la propiedad intelectual y da solución a controversias.

“Eliminar aranceles trae competencia y eso ha hecho que los autopartistas mexicanos estén dentro de los mejores. Si bien no habría estas disciplinas con Estados Unidos, si las tendríamos con el resto del mundo de una manera importante, con Japón y Europa”, dijo el también titular de la entonces Secretaria de Comercio y Fomento Industrial —hoy Secretaría de Economía— entre 1994 y 2000, en el marco del IPADE Auto Summit 2017 “Industria en Efervescencia”.

PUBLICIDAD

“México ha demostrado, con las exportaciones que realiza, que es un país competitivo. La localización geográfica que tenemos nos hace que seamos de los más competitivos por cercanía y por el cambio y en ese sentido no se esperaría que pasara algo fuerte al país y que nos podamos adaptar”, agregó.

Sin embargo, Herminio admitió que algunos sectores como el textil, el agropecuario y el de camionetas ligeras, podrían verse afectados ante el posible término del TLCAN.

De acuerdo con Blanco, el 70% de las importaciones de Estados Unidos es de países con los que no tiene un tratado de libre comercio.

En el sector automotriz, Estados Unidos ocupa el 76.1% de las exportaciones de México, mientras que Canadá ostenta el 8.7%, de acuerdo con datos al mes de septiembre de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Te recomendamos: Hay 50% de probabilidad de que EU salga del TLCAN, advierte Herminio Blanco

En anterior entrevista, José Manuel Martínez Cabrera, director general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), señaló que el fortalecimiento de las reglas de origen podría dar paso a una mayor competitividad para países asiáticos como China y Vietnam.

Las reglas de origen son los criterios que se utilizan para determinar el lugar de elaboración de un producto y son importantes para aplicar otras medidas de política comercial, entre ellas las preferencias, los contingentes, medidas antidumping y los derechos compensatorios, de acuerdo con la definición de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“En la medida que los países asiáticos tienen subsidios a sus industrias de vestido y confección, y en la medida que no cuentan con el mismo nivel de regulaciones ambientales y laborales que Norteamérica, ello se vuelve en una competencia que preocupa y afecta”, dijo Martínez.

¿Qué ventajas competitivas tiene México?

En el sector automotriz, donde Estados Unidos ha puesto énfasis para aumentar las reglas de origen, México cuenta con diversas ventajas competitivas, entre ellas la mano de obra, de acuerdo con Monex.

Acorde con la Secretaría de Economía, el salario por hora de la industria manufacturera en México fue de 2.42 dólares en promedio al cierre de 2015, 10 veces menos que el de Estados Unidos, de 19.92 dólares por hora, citó con el grupo financiero.

De igual manera, es más barato importar insumos a México, debido a que varios productos no pagan aranceles, al tiempo en que el país cuenta con acceso libre de aranceles a tres de los mayores mercados automotores del mundo: Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil, indicó Monex.

 

Siguientes artículos

petroleo-plataforma-Ronda
Mercado global de petróleo estaría equilibrado en 2018: AIE
Por

La agencia espera que la demanda mundial de crudo crezca en 1.6 millones de bpd en el 2017, antes de moderarse a un aume...