Los inspectores laborales que sume Estados Unidos al país no representan ninguna amenaza pues se trata de una práctica muy extendida y su función será solo vigilar la aplicación de las leyes mexicanas en la materia, aseguró Ricardo Ramírez, presidente de la Comisión de Comercio y Políticas de Inversión de la International Chamber of Commerce (ICC).

Durante un taller para entender el impacto del protocolo modificatorio del T-MEC, el especialista destacó que inspectores de ese tipo están presentes en muchos ámbitos, como en los campos de siembra de aguacate con fines de revisión de condiciones fitosanitaria, o supervisando la contabilidad de las empresas para prevenir prácticas antidumping.

“En mi opinión, el tema de los inspectores es lo que menos nos debe preocupar, inspectores tenemos todo el día, hay en materia de reglas de origen, antidumping, que te revisan todos tus libros, y te ven toda tu contabilidad, inspectores hay en materias sanitaria y fitosanitaria”, expuso.

“¿Qué sí tendría que ser la preocupación? Cumplir con las leyes laborales. Ahora, no nos preocupemos, es estado de derecho, y aquí el problema es que el mecanismo que estableció Estados Unidos es un sistema intrusivo muy vigilante de leyes laborales, cómo cumples con esto, EU también durante veintitantos años nos estuvo diciendo cumple con tu ley laboral y cumple con tu ley laboral y ¿a qué llegamos? También tenemos que ser autocríticos qué pasó, que llegamos a estas cosas donde prácticamente nos pueden vigilar”, lamentó.

Apenas este lunes, el subsecretario para América del Norte y principal negociador del T-MEC, Jesús Seade, viajó a Washington para aclarar en qué consiste la figura de ‘attachés’ laborales, de los cuales se introducirían 5 en el país.

TAMBIÉN LEE: Jesús Seade y Loret de Mola se confrontan por negociación del T-MEC

Tras su reunión, el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, externó que su misión será acompañar a las autoridades, empresas y organizaciones en la implementación de la reforma laboral.

A este respecto, Ramírez destacó la reciprocidad de esta medida, por lo que México también podría enviar a representantes en materia laboral para conocer las condiciones de operación en EU.

“Lo positivo para México es cómo vamos a exigir que EU cumpla los mismos estándares. Pero ¿en austeridad va a haber 5 agregados laborales en EU? Además, ahí requieres más, es un terreno más extenso”, criticó.

 

Siguientes artículos

El T-MEC da un paso adelante en Congreso de EU; se votaría el jueves 19
Por

El acuerdo comercial que reemplazará el TLCAN avanzó en la Comisión de Medios y Arbitrios con un voto casi unánime.