La iniciativa legislativa para prohibir la fractura hidráulica en México, impulsada por el partido gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ahuyentará cuantiosas inversiones de nuestro país, consideró la  consultora Welligence Energy Analytics.

“La prohibición del fracking cancelaría inversiones de 1,300 millones de dólares  (mdd) en 2020 y 45,000 mdd hacia 2040”, estimó la firma en un reporte.

Las inversiones en riesgo se concentrarían en estados con potencial en yacimientos no convencionales como Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla, Coahuila y Nuevo León.

“También se afectarían campos en Tabasco y Veracruz, que son de baja permeabilidad y requieren uso del fracking”.

La firma estimó que la prohibición restaría 140,000 barriles diarios de petróleo y 1,200 millones de pies cúbicos de gas natural.

“Significaría la pérdida del 30% de las reservas 3P (Probadas más probables y posibles) del país, es decir, 4,3000 millones de barriles de petróleo y 13 trillones de pies cúbicos de gas”, advirtió.

El impacto escalaría a las arcas públicas pues se reducirían ingresos fiscales en 7,000 mdd hacia 2020, cifra equivalente al doble de efectivo que posee Pemex.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) advirtió que 115 asignaciones de Pemex tendrán que detenerse si se aprueba la iniciativa y Pemex perderá una producción de 195,000 barriles diarios de aceite.

La polémica

El  pasado 10 de julio de 2019, el presidente del Senado Martí Batres y la senadora Antares Guadalupe presentaron un proyecto de ley para la prohibición de esta técnica petrolera.

Su intención acompaña la visión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien prometió desde su campaña electoral no utilizar esta técnica por ser agresiva con el medio ambiente, particularmente con la escasez de agua.

 

Esta postura escaló cuando López Obrador ordenó a Pemex suspender la perforación de un pozo exploratorio en el campo Humapa que requería fracking, aunque el plan  fue presentado bajo la administración de Octavio Romero Oropeza.

Aquí la historia completa: Con AMLO, Pemex sí presentó plan para usar fracking

Datos de la CNH detallan que desde 1996, México ha realizado más de 36,000 fracturas hidráulicas en 8,000 posos, aproximadamente, es decir, uno de cada cuatro pozos perforados en nuestro país utilizó fracking.

Esta técnica ha activado múltiples alarmas internacionales ante supuestos riesgos ambientales como la inyección de químicos tóxicos al subsuelo, contaminación de mantos acuíferos, uso excesivo de agua en los procesos de fractura, incluso sismos en zonas aledañas que afectan a los pobladores.

 

 

Siguientes artículos

Hacienda ajusta meta de crecimiento para 2019 de 1.6% a 1.1%
Por

Lo anterior significa 0.9% menor al utilizado en el Paquete Económico 2019.