El gobierno de México pretende duplicar la refinación de petróleo crudo al cierre de 2020 para reducir la compra de combustibles en el extranjero.

La Secretaría de Energía (Sener) proyectó en un documento que el Sistema Nacional de Refinación (SNR) procesará 1.2 millones de barriles diarios de aceite en diciembre de este año, un nivel no visto desde abril de 2014.

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) procesó un promedio de 592,000 barriles diarios de crudo en sus seis refinerías durante 2019.

En mayo de este año, la compañía elevó su capacidad de un millón de barriles por día, pero solo procesó 641,000 ante la baja demanda de gasolina, diésel y turbosina derivada de la pandemia de coronavirus covid-19.

Para 2020, el gobierno presupuestó 12,500 millones de pesos destinados a las reparaciones de las refinerías que incluyen mano de obra, adquisición de materiales, servicios especializados y obras.

La administración actual también está construyendo una polémica refinería en Dos Bocas, Tabasco para procesar 340,000 barriles más, mientras el mundo transita hacia el consumo de energías renovables y el uso de vehículos eléctricos.

Lee también: Rocío Nahle se asesora con una refinería india que ya no producirá gasolina

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador incluso está analizando rehabilitar la planta petroquímica Cangrejera, ubicada en Veracruz, para procesar 200,000 barriles adicionales de petróleo.

“Se está explorando la posibilidad de procesar aquí, con la rehabilitación de esta planta, 200,000 barriles diarios. Con eso estaríamos ya logrando la independencia en cuanto al consumo de gasolinas, estaríamos siendo autosuficientes, produciendo las gasolinas en México”, declaró el mandatario el pasado 6 de junio, durante un evento en el municipio de Coatzacoalcos.

Aunque por la falta de mantenimiento el nivel de utilización cayó por debajo del 40%, nuestro país cuenta con una capacidad instalada para procesar 1.54 millones de barriles diarios en las refinerías de Minatitlán (Veracruz), Tula (Hidalgo), Cadereyta (Nuevo León), Salina Cruz (Oaxaca) y Salamanca (Guanajuato).

 

Siguientes artículos

Toshiba está oficialmente fuera del negocio de las computadoras portátiles
Por

Toshiba puso fin a una carrera de 35 años al transferir su participación minoritaria restante en su negocio de computado...