El índice de precios al consumidor se ubicó en un 2.87% a junio interanual, un nivel mínimo histórico y menor al 2.90% esperado por analistas.

 

Reuters

La inflación interanual de México se mantuvo en niveles mínimos hasta junio, prolongando por segundo mes su ritmo por debajo del objetivo oficial y dando margen al banco central para no tocar por ahora la tasa clave de interés.

PUBLICIDAD

El índice de precios al consumidor se ubicó en un 2.87% a junio interanual, un nivel mínimo histórico y menor al 2.90% esperado por analistas.

El autónomo banco central tiene un objetivo permanente de inflación del 3% más/menos un punto porcentual.

En junio, el índice de precios al consumidor subió un 0.17%, empujado por los precios de la vivienda, la gasolina, el transporte aéreo, además de algunos alimentos, informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

No obstante, actuaron a la baja los precios del huevo, con un -4.75%, el pollo con -1.22%, así como otras frutas.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, fue del 0.21% en junio.

El índice subyacente interanual también quedó estable en un 2.33% hasta junio, alargando a un semestre su ritmo debajo del objetivo oficial.

El banco central ajustaría su política monetaria si detecta riesgos para consolidar el objetivo de inflación, con independencia de lo que haga la Reserva Federal de Estados Unidos, según la minuta de la reunión más reciente de la junta de gobierno.

México sólo subiría en 25 puntos base su tasa de interés de referencia este año, frente a una expectativa previa de 50 puntos base, de acuerdo con la más reciente encuesta de expectativas del banco local Banamex.

 

Siguientes artículos

FMI prevé desaceleración (otra vez) en América Latina
Por

El organismo puntualizó que la desaceleración en países emergentes está motivada principalmente por el bajo precio de lo...