Empresarios y expertos del sector salud advirtieron que México enfrenta una crisis de salud pública.

Fátima Masse, consultora en temas de salud y desarrollo urbano del Instituto Mexicano Para la Competitividad (IMCO), advirtió que  el sistema mexicano está fragmentado y es ineficiente, pues expulsa a los usuarios a buscar servicio en el sector privado, durante su participación en el Foro Forbes de Salud 2018.

“Puede mandar a la pobreza a personas que están en la clase media y media alta”, durante el panel La Nueva Financiación.

Lee también Empoderar a los médicos, vía para tener una sociedad sana

PUBLICIDAD

El ingreso que pierden los hogares mexicanos por gastos en enfermedades crónicas es de 20% en un escenario conservador. Las pérdidas  representan 213,000 millones de pesos, equivalentes a 1% del Producto Interno Bruto (PIB), según datos de IMCO.

Patrick Devlyn, presidente de la comisión de salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), coincidió en el diagnóstico y consideró que es una megacrisis que “nos está costando como país”.

El directivo señaló que se está creando una enorme brecha entre los ricos y pobres, que se va a exacerbar si el sector no entrega a la población un sistema con calidad y con oportunidades para que los mexicanos tengan educación y movilidad social, “eso se comienza desde jóvenes.

Frèdèric García, presidente del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), ejemplificó con el caso de la diabetes, que afecta a 13.7 millones de personas en nuestro país, 15% del padrón electoral.

“El tratamiento de obesidad cuesta 130,000 pesos anuales”, mencionó.

La Organización Para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), estimó que para 2030, 40% de los mexicanos sufrirán obesidad.

Fernando Oliveros, CEO de Medtronic, comentó que un producto innovador en el sector privado se reembolsa de seis meses a un año.

“El sistema de reembolso en el sector público es de cinco años”.

Antonio Chemor Ruiz, comisionado nacional de protección social en salud y del seguro popular, matizó que el problema de salud no es privativo de México y que el país va por el camino correcto.

“¿Más dinero al sector es mejor? Tenemos que regresar al camino de la eficiencia”.

Recordó que México destina 5.9% del PIB al sector salud. Estados Unidos dirige 16% de su PIB, pero no es el mejor sistema. Puso como ejemplo el caso de Reino Unido, que aporta 9% del PIB y lo consideró el mejor sistema del mundo.

Los participantes de la mesa coincidieron en que el próximo gobierno debe implementar una política  de datos  de salud que permita conocer la calidad de los servicios de salud, una reforma estructural al sector. También debe haber una subprocuraduría de servicios privados de salud en Profeco.

Además, los expertos sugirieron implementar estrategias de educación y prevención en la población, sobre todo en los niños y jóvenes mexicanos.

 

Siguientes artículos

Lobos BUAP seguirá siendo equipo de la Liga Bancomer MX
Por

El equipo poblano cumplió con los requisitos solicitados por la Liga mexicana para mantenerse en primera división tras h...