México tendrá 10 centrales que producirán electricidad con el viento adicionales al final de este año, reveló la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

“Son 10 plantas en múltiples estados. Hay varias en Tamaulipas. Yucatán arrancará con otro proyecto”, comentó el presidente del organismo renovable, Leopoldo Rodríguez.

La capacidad instalada de generación eólica en 2018 fue de 5,000 MegaWatts (MW) y la industria espera un crecimiento de 27%.”Esperamos que se instalen entre 800 y 1,200 adicionales. Va a ser un año récord”, estimó.

Para concretar estas plantas, la industria invirtió entre 1,500 y 2,000 millones de dólares (mdd). “No toda la inversión se hizo en este año, pero una vez que arranquen representarán inversiones en ese orden de magnitud” explicó Rodríguez.

México es pionero regional en esta fuente de energía. El primer parque eólico mexicano y de América Latina se construyó en 1994 en La Venta, Oaxaca, originalmente como un proyecto prototipo. Cuenta con siete aerogeneradores de 225 kiloWatts.

Actualmente, nuestro país cuenta con 50 centrales eoloeléctricas de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía (Sener).

El empresario reconoció que ha habido retrasos en proyectos por problemas con comunidades aledañas a las centrales, particularmente en un proyecto de la segunda subasta ubicado en Oaxaca, aunque declaró que ha habido avances, sin detallar de qué tipo.

La Secretaría de Energía (Sener), a pesar de haber cancelado las subastas eléctricas y otros proyectos del sector, también ha ofrecido ayuda al sector privado para desahogar trabas y problemas con proyectos detenidos.

“Sí hay apoyo, los proyectos vemos apoyo del gobierno para que avancen, pero el tema son los proyectos que vienen. Las mesas de Mérida serán para entender cuáles van a ser las reglas del juego, sentarnos a consensuar en números, estrategias y ver cómo sumamos todas las partes. En esas estamos”, agregó el presidente de AMDEE.

Puede interesarte: Industria solar sumará 8,000 mdd en inversiones por subastas eléctricas

Gráfica: Cynthia Monterrosa

Subastas eléctricas privadas

Para Rodríguez, el surgimiento de subastas eléctricas privados pretende es agregar demanda y oferta, es decir, proyectos de generación y consumo de una forma “sofisticada” para establecer contratos bilaterales conforme lo permite la legislación mexicana.

Durante junio de este año, las firmas Bravos Energía y Aklara han planteado concurso eléctricos como una alternativa de mercado ante la cancelación de la cuarta subasta de largo plazo por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No es un proceso que pretende por sí mismo sustituir las subastas que organiza el gobierno. Es un proceso que facilita la vida a los que participan en contratos entre privados. Nosotros lo observamos con interés. Es una nueva posibilidad para los participantes”, concluyó.

Lee también: La gran mentira de las energías renovables, según la CFE

 

Siguientes artículos

Huawei
Huawei califica de ‘injusto’ y ‘motivado políticamente’ veto de EU
Por

Más de 100 proveedores de EU no podrán hacer negocios con la empresa china.