EFE.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo boliviano, Luis Arce, emitieron este miércoles una declaración conjunta tras sostener un encuentro con sus respectivas comitivas, con el restablecimiento de las relaciones bilaterales como eje primordial.

En un documento de 23 puntos, López Obrador y Arce plasmaron los principales aspectos acordados durante su “fructífero diálogo” en esta visita oficial de dos días para conmemorar el 500 aniversario de la conquista y el 200 aniversario de la independencia mexicana.

Lee: AMLO elogia modelo económico de Bolivia con Evo Morales

Relación bilateral

Ambos mandatarios “expresaron su voluntad de avanzar en una genuina asociación estratégica“, leitmotiv de una visita enfocada en sepultar la crisis diplomática desatada en 2019 tras el asilo en México de Evo Morales y parte de su Gobierno.

En consecuencia, las cancillerías acordaron una hoja de ruta con el “interés común” de avanzar en la reactivación de mecanismos bilaterales en materia consular y migratoria; económica y comercial; de cooperación técnica, científica y cultural, y de cooperación contra el narcotráfico y la farmacodependencia.

El asunto consular y migratorio incluye aspectos como eliminar visas obligatorias de turismo, la protección de connacionales en sus territorios y la formación de diplomáticos.

Además, exhortaron a los respectivos poderes legislativos de los dos países a fortalecer su relación.

Economía

López Obrador y Arce “manifestaron su interés de explorar áreas de complementariedad en cadenas productivas, así como promover proyectos de cooperación en sectores de interés como el litio, en beneficio de ambos países”.

En materia comercial, hablaron del Acuerdo de Complementación Económica México – Bolivia (ACE-66), vigente desde el año 2010, y acordaron aprovechar su potencial.

Todo esto dentro de la voluntad de “favorecer un ambiente de negocios benéfico para ambos países”.

Paralelamente, coincidieron en la importancia de adoptar nuevos mecanismos que permitan refinanciar la deuda externa a los países de bajos ingresos con una significativa carga por este concepto.

Cultura

Los presidentes enfatizaron el propósito de acercar las culturas y fomentar la lectura en los países hispanohablantes, además de fortalecer los lazos entre ambos países.

En esa línea, “expresaron su beneplácito por los avances en la negociación” de un convenio bilateral de protección, conservación, recuperación y restitución de bienes culturales.

También reiteraron su voluntad para impulsar el programa de creación del Instituto Iberoamericano de Lenguas Indígenas en el espacio iberoamericano, a fin de contribuir a la conservación, transmisión, fomento y desarrollo de las mismas.

Pandemia

López Obrador y Arce ratificaron la voluntad de ambos Gobiernos para promover proyectos solidarios conjuntos priorizando el bienestar de los pueblos “ante los desafíos comunes que ambas naciones enfrentan por la pandemia de Covid-19”.

El mandatario boliviano agradeció las donaciones en especie realizadas por el Gobierno mexicano para la atención de la crisis sanitaria.

La pandemia, coincidieron, ha puesto en evidencia “la importancia de mantener a América Latina y el Caribe fuerte, unida y solidaria”.

Ante este escenario, reiteraron su apoyo al mecanismo Covax de distribución de vacunas y celebraron el acuerdo por el que México y Argentina fabrican y distribuirán vacunas de AstraZeneca para toda la región.

Ámbito regional

Además del asunto de las vacunas, López Obrador y Arce discutieron varios asuntos de ámbito regional, como un compromiso para continuar el fortalecimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

También destacaron la necesidad de promover el carácter objetivo e imparcial de la Organización de Estados Americanos (OEA), después de que la organización hubiera criticado el arresto de la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez.

Reconocieron el rol de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; en particular en los hechos ocurridos en Bolivia tras el golpe al Gobierno de Evo Morales.

La visita oficial de Arce a México inició este miércoles y acabará este jueves con su presencia en la conmemoración de la victoria maya de Chakán Putum contra los conquistadores españoles hace 504 años, en el suroriental estado de Campeche.

El acto forma parte de una maratón de eventos por los 500 años de la conquista y los 200 de la independencia mexicana, a los que López Obrador quiere dar la máxima trascendencia con la invitación de mandatarios extranjeros, como el argentino Alberto Fernández en febrero y ahora con Arce.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Sener publica aviso de suspensión de la reforma eléctrica en DOF
Por

Aunque la publicación no era una condición para hacer efectivas las suspensiones vigentes desde el 19 de marzo cuando el...