Hablar de Michael Phelps es hablar del atleta más dominante de la historia, 28 medallas en Juegos Olímpicos y 39 récords del mundo respaldan esta afirmación.

Pero también es hablar de un ejemplo de sacrificio y determinación de enormes magnitudes. Todo lo que este chico nacido en Baltimore logró a lo largo de su carrera no fue de un día para otro.

Fue él, Michael Phelps, el encargado de poner el broche de oro a dos días de WOBI  Humanification contando de viva voz quién es y cómo se hizo ‘El tiburón de Baltimore’.

Lo primero que el deportista recomendó a los asistentes al evento para lograr el objetivo de ser el mejor en su ámbito es encontrar una pasión, pensar fuera de la caja y centrarse en ella.

PUBLICIDAD

“Todo empieza con un sueño, luego viene cómo lograrlo” declaró Michael Phelps. Su sueño comenzó cuando tenía 11 años y su entrenador Bob Bowman le dijo que podría ser olímpico a los 15 años, en los Juegos Olímpicos de Sydney.

Uno de los mensajes más reiterados de los dos días de Wobi fue que no hay que tener miedo. El atleta olímpico más laureado de la historia afirma haber sido quién es por no tener miedo y por sus ganas de ser siempre el mejor.

La motivación es sumamente importante en la vida de todos, tanto a nivel personal como profesional. “Yo quería ser el primer Michael Phelps de la historia no el segundo Mark Spitz” dijo el nadador.

Pero también hay que motivarse con las críticas porque eso es sinónimo de miedo o respeto hacia ti. Cuenta el deportista que las palabras que vertió Ian Thorpe en 2007 y 2013 le servieron para callarle la boca. Thorpe declaró que nadie lograría 8 medallas de oro en JJOO y nadie podría ser competitivo después de los 30 años, ambas cosas las logró Phelps.

Lee también: WOBI | ¿Tecnología? La clave del éxito para tu negocio es el talento

En un acto ante medios de comunicación, declaró que el borrar las palabras No puedo de su vocabulario fue clave. Dijo ante los asistentes que todo se puede lograr con esfuerzo y dedicación.

Ve en el trabajo constante también un must para lograr ser dominador. Los resultados que obtuvo en 2008 no son fruto de un día.  Eso comenzó en 2002 cuando logró su primer record del mundo y su primera medalla de oro en una gran cita.

“No podemos hacer nada solos, es imposible”, respecto a esto el de Baltimore declara que sin la presencia de Bob Bowman, su entrenador durante toda su carrera, no hubiera logrado nada porque el fue el primero en creer en él.

Finalmente, declaró que lo que hace diferente al resto a los mejores es que hacen cosas que el resto no hace, como sacrificar su vida personal por lograr un objetivo.

Admite que la madurez adquirida con los años le permitió en 2016 en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, disfrutar como nunca esta gran cita.

Ahora se declaró feliz fuera del agua y está centrado en sus proyectos personales, como su marca de trajes de baño, algo que siempre quiso, y en ejercer como un ciudadano de a pie que está esperando a su segundo hijo.

Todo esto es Michael Phelps.

Lee también:Los 5 videos de Río 2016 más vistos en Facebook

 

Siguientes artículos

Llega a México la cuarta generación del Moto X
Por

Esta nueva versión permite compartir el sonido vía Bluethooth con cuatro dispositivos al mismo tiempo e incluye cámara i...