Por Eduardo Pérez*

Los jóvenes en México enfrentan numerosos retos en el mundo laboral: oportunidades cada vez más reducidas, bajos sueldos, organizaciones estructurales rígidas, rotación de empleo y carreras de largo plazo a la baja, son algunas de ellas. Sin embargo, son ellos los que -a su vez- están marcando el nuevo rumbo económico del país: aquél que está marcado por la digitalización.     

Es aquí donde destaca la generación millennial: hombres y mujeres nacidos entre 1981 y 1999 y que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), representa una cuarta parte de la población en el país y que hacen de la tecnología, parte de su vida.  

Por ello no resulta difícil entender por qué estos jóvenes han revolucionado su percepción en torno al mundo, encontrando en la digitalización una forma no sólo de trabajar o de  dirigir sus propias empresas; sino también, de ir conformando la nueva base de la economía nacional. 

Actualmente, cinco de cada diez compañías en México tienen -por lo menos- a un millennial  a cargo de sus procesos administrativos o de contabilidad: y de éstos, seis de cada diez, son mujeres. Precisamente es, en las pymes  del país, donde su influencia es más evidente: tanto que están transformando -digitalmente- los procesos y operación de este tipo de negocios.  

Anteriormente referimos que, el año pasado, el INEGI y la Secretaría de Economía (SE) estimaban que en el país existían 111 mil 958 pequeñas y medianas empresas. Y de éstas, siete de cada diez, incluían ya a la adopción de esta tecnología como parte de su estrategia de crecimiento.  

Nuevos datos refuerzan el avance que esta transformación está tomando. Por ejemplo: 4 de cada 10 pymes ya toman sus decisiones de negocio basadas en datos, además de que  han transformado -digitalmente-  toda su estructura. Y sí, en ellas, encabezan o participan colaboradores millennials. 

Lejos quedaron ya aquellos años en que adquirir un software para un negocio era sólo para cumplir con procesos fiscales. Por el contrario: hoy los jóvenes, con todo el empuje, conocimiento y confianza que tienen hacia la tecnología, ven a este recurso como un factor útil y necesario para mantener y hacer crecer una empresa en todos sus niveles y no sólo para cumplir con un trámite. 

No te pierdas: ¿Cómo preparar a los empleados para la transformación digital?

Y la tendencia va en aumento. Por ejemplo: 25% de las pymes ya mide su retorno de inversión (ROI) en digitalización; a su vez, comercio, industria y servicios, son los sectores más abiertos a este tipo de transformación que representa, entre otros beneficios, ahorro de costos, tiempo y una mayor productividad. Sin millennials participando en ellas, esto no sería posible. 

Con todo, los jóvenes son los que hoy encabezan la madurez digital de las empresas y que perfilan el rumbo económico que debe tomar el país. En poco tiempo, serán ellos los que ocupen puestos clave, de dirección y operación, en un número cada vez mayor de compañías.
Desde el sector público y privado, su capacitación e inclusión laboral debieran ser prioritarias. No olvidemos: el desarrollo y crecimiento que queremos lograr para México, dependerá principalmente de ellos.

Contacto:

LinkedIn: Eduardo Pérez Figueroa 

 

*El autor es Director General de CONTPAQi.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El juego, herramienta para cumplir la Norma 35
Por

Es la columna vertebral de la innovación, pero también parte fundamental de la vinculación y el sentido de la vida.