Muchos proyectos no llegan a nacer por falta de capital. Hay varias respuestas a este problema, en México los préstamos entre familiares y amigos se dan, pero cada vez menos o no con el suficiente capital necesario para arrancar una operación. El crédito bancario (además de la renta) se comen, en muchas ocasiones, el nacimiento de la operación por lo difícil que es saber cuándo se va a llegar al punto de crecimiento sostenido.

Al ver esto, muchas empresas empezaron a llevar sus proyectos a Venture Capitalists (VCs), gente con capital que está dispuesta a arriesgarlo, pero a cambio pide una parte importante de la valuación del negocio. Esta opción es buena, pero tienes que tener un plan de negocio sólido, más allá de un powerpoint, y acercarte a organizaciones como el Inadem, Amexcap, o fondos para entrepreneurs como el de PWC, etc. Ahora además de estos hay una tercera opción: una mezcla entre economía de trabajo extra (como chofer de Uber) y hacer nacer tu negocio. Digamos que conseguir dinero para tu plan de negocio de la universidad.

Cuando tienes un proyecto que llama la atención a varios usuarios iniciales (early adopters) y tal vez ofreces soluciones de control del dinero más tecnológicas, como las criptomonedas, puedes llamar la atención de varios nuevos inversores.  Con esto logras tener un grupo grande de personas dispuestas a poner pequeñas cantidades de capital para ayudar a tu negocio a crecer: crowdfunding. La diferencia con el corwdfunding normal es que en vez de darles la oportunidad de comprar tu producto a mejor precio de lo que será cuando te vuelvas masivo, se está ofreciendo parte de la empresa.

Es aquí donde viene la parte complicada, esto sería darles a los inversionistas fichas para tu maquinita, es decir monedas que valen lo que tu empresa valdrá. Esto es ahora posible gracias a las criptomonedas, monedas digitales con un amplio nivel de seguridad. Ether es una de estas monedas que además permite “Smart Contracts” o contratos inteligentes. Un contrato inteligente es efectivamente una pieza de software, un pedazo de código.

PUBLICIDAD

En un contrato inteligente por ejemplo puedes decir que estas vendiendo 250 millones de fichas, con un límite de 130,000 Ether. El crowdsale, o venta al grupo de personas interesadas en comprar pequeños pedazos, dura hasta que se alcanza el tope o hasta que pasen unas tres a cuatro semanas. Se calcula la contribución y se envían las fichas. Son dos o tres páginas de programa y Ethereum hace el resto. La verdad simplificaron el proceso y lo que haces es lo que se llama un ICO: Initial Coin Offering, oferta de moneda inicial, o sea te inventaste una ficha para tu maquinita; tu empresa. Para dejarlo un poco claro, un ICO es como un IPO (hacer tu compañía pública) en la BMV, pero, hasta el momento, sin que exista una protección legal para los inversionistas.

Obvio con esto se puede fondear varios proyectos, pero hay muchos críticos que con justa medida cuestionan el fundamento de los proyectos. Algunos analistas plantean que lo que se está fondeando son presentaciones en PowerPoint en vez de verdaderos proyectos que traerán valor a la calle, a la población o a los inversionistas. También es claro que, si Bitcoin es algo nuevo, ya el planteamiento de este tipo de negocio es para muy early adopters y para fanáticos de la tecnología. Además, hay que agregar el factor de derechos del inversionista.

Hay pocas firmas en México que vea que están dedicando tiempo y recursos de verdaderos ases a las implicaciones de las leyes Fintech, la más relevante sería Creel Abogados con el licenciado Soní. Pero si además de esperar la ley, este tipo de oportunidades de crecimiento de capital no se están considerando, habrá una zona importante de ajuste financiero. Algunos le llamarán el viejo oeste, otros lo verán como libre mercado. Sin regulaciones es complicado invertir, puedes hacer un contrato como inversor, pero como pequeño inversor, hay aristas difíciles de cruzar. El contrato inteligente no es malo, puesto que de por sí Ether (y Bitcoin) siguen teniendo cierta volatilidad.

De todas formas, para aquellas personas que están buscando hacer dinero más que invertir a mediano o largo plazo, Ether y Bitcoin les permite hacerlo si lo saben utilizar bien y entienden el riesgo que implica. Si además están buscando nuevos tipos de “monedas” alrededor de nuevos negocios, no duden que pondrán la mira en estas Initial Coin Offerings ICOs. Por lo que mañana puede que tu monedita de Showbiz Pizza Place puedan volver a tener valor, si se volvieran digitales. Pero lo bueno es que hay una nueva forma de invertir en una veta de oro que tal vez agrega mucho valor social o económico, eso sí, entre muchos otros PowerPoints, pero ahora permitiendo a muchos invirtiendo con pocas criptomonedas.

 

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cómo lograr una estrategia para tener finanzas eficaces?
Por

La eficacia financiera sirve para diseñar una estrategia para obtener lo que se quiere de la manera más eficiente. Estos...