El número de víctimas mortales en la Franja de Gaza a causa de los bombardeos israelíes asciende a 10,328 personas, incluidos 4,237 niños, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad gazatí.

Además, 2,350 son mujeres y 630 son ancianos, aseguró el portavoz del ministerio controlado por Hamás, Asraf al Qudra.

Desde que comenzó la guerra hace un mes, 25,956 personas están heridas en unos hospitales desbordados, sin medicinas ni combustible para seguir funcionando.

“Hemos recibido informes de 2,450 personas desaparecidas desde el inicio de la agresión, incluidos 1,350 niños que aún se encuentran bajo los escombros”, indicó Al Qudra.

Según los datos del Ministerio, 192 trabajadores del sector sanitario han muerto, 40 ambulancias han sido destruidas y 120 instalaciones médicas han sido atacadas.

Como consecuencia, 18 hospitales y 40 centros de atención primaria han dejado de funcionar, por los bombardeos y por la falta de combustible.

“La ocupación israelí está ampliando su guerra y apuntando claramente a los hospitales de Gaza”, indicó el portavoz.

Lee también: Hamás asegura que Israel ‘obstruyó’ la liberación de rehenes extranjeros

Muertos en Gaza ascienden a más de 10,320; entre ellos hay 4,237 niños

En las últimas 24 horas, Israel atacó siete hospitales en Gaza y el norte de Gaza, “provocando 13 mártires y 140 heridos diversos”, agregó.

El Ministerio también denunció que Israel ha amenazado con atacar el hospital pediátrico Rantisi, “poniendo en peligro la vida de niños enfermos”, incluyendo 15 que necesitan soporte vital permanente, 38 pacientes de diálisis, diez niños que requieren respiradores y otros 20 heridos; además de 6,000 personas allí desplazadas.

Israel ha atacado en las últimas horas los alrededores del Hospital Shifa en la ciudad de Gaza, donde según alegan Hamás tiene su cuartel general subterráneo debajo de este centro médico.

“La ocupación israelí está intensificando sus esfuerzos para cortar las líneas de vida en Gaza, y sus instalaciones sanitarias sufren una grave falta de artículos de primera necesidad, y el personal médico lucha por encontrar un trozo de pan o incluso un sorbo de agua en una situación que el mundo nunca ha presenciado antes”, señaló Al Qudra.

“Decenas de mártires y heridos permanecen en las carreteras entre las provincias del norte y del sur de Gaza, y la ocupación israelí impide que las ambulancias lleguen hasta ellos para su evacuación”, agregó.

En el lado israelí, han muerto más de 1,400 personas -la mayoría civiles asesinados en el brutal ataque de Hamás el pasado 7 de octubre-, 240 permanecen secuestrados en el enclave y una treintena de soldados ha muerto dentro de la Franja desde que comenzara la ofensiva terrestre.

Con información de EFE.

¿Usas más Facebook?, déjanos un like para estar informado  

 

Siguientes artículos

industria eólica
El BID insta a países de Latinoamérica a aprovechar la transición energética
Por

El BID propone que Latinoamérica pueda formar parte de la solución de los desafíos globales al tener una transición ener...