Mónica Soto, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, afirmó que se comprometió a apoyar a las mujeres desde el inicio de su cargo.

“Hemos normalizado y no vemos las desventajas estructurales en comparación con los hombres, especialmente a la hora de nuestros cargos”, señaló.

Sin embargo, mencionó que actualmente se lucha para respetar y hacer valer los derechos de las mujeres, especialmente los electorales, tras la jornada de elecciones del 2 de junio. 

“En épocas de mi madre las mujeres no votaban. Hoy podemos ver que 50% de los cargos compiten hombres y que el otro 50% compiten mujeres. Hay que desaprender e ir aprendiendo”, comentó.

Añadió que desde su puesto observa y entiende los contextos con perspectiva de género para garantizar el respeto a las mujeres: “Si es mujer tendrá una carga mayor. Cuando hago revisión del expediente lo hago con perspectiva de género”.

Lee: Mujeres Poderosas 2024: ‘No tendríamos que ser valientes, sino libres y felices’, dice María Elena Ríos

“En el tribunal también hacemos buenas cosas y hemos institucionalizado la perspectiva de género, junto y con el apoyo de otros países y organizaciones”, añadió. 

La magistrada presidenta señaló que hay que “quitar” las barreras hacia las mujeres, y agregó que actualmente existe más paridad, especialmente a la hora de elegir cargos. Sin embargo mencionó que aún hay que “trabajar en ello”. 

“A las mujeres les cuesta mucho defenderse en la política y cuesta mucho dinero”, señaló. 

Ante esta situación, la magistrada señaló que buscará apoyar a las mujeres a través de una institución que pueda respaldar y hacer valer el respeto a los derechos políticos y electorales de las mujeres.

“Hay que apoyar también a las nuevas generaciones”, dijo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

financiamiento
Mujeres Poderosas 2024: ‘Fuerte rezago de conocimiento y acceso a recursos financieros para mujeres’, dicen directivas
Por

Directivas como Laura Rubio Suástegui, de Banco Azteca, dicen que hay soluciones para atender el problema.