La startup de terapia celular, Celularity, anunció que recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para comenzar un ensayo clínico de un tratamiento de células madre contra el Covid-19. La aprobación de la solicitud de seguridad IND de la compañía con sede en Nueva Jersey, le permite arrancar pruebas con pacientes contagiados.

La terapia de la compañía, llamada CYNK-001, utiliza “células asesinas” (NK), una forma de glóbulos blancos que son activos contra el cáncer y la infección viral, derivados de las células madre placentarias. La compañía ha estado desarrollando tratamientos similares durante varios años contra el cáncer y la enfermedad de Crohn, varios de los cuales también se están probando.

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

La idea tras la terapia es que los pacientes que comienzan a mostrar síntomas, o que pueden estar en riesgo de una forma más grave por la enfermedad, puedan recibir una infusión intravenosa de células NK para reforzar su respuesta inmune al virus, de acuerdo con Robert Hariri, CEO y fundador de Celularity.

Las células NK adicionales ayudan a disminuir la capacidad de los virus para replicarse dentro del cuerpo. Es un enfoque que se compara con el distanciamiento social: desacelerar la propagación del Covid-19 para que los hospitales no colapsen, pero esta se aplica dentro del organismo de los pacientes.

“Al administrar nuestras células NK a los pacientes, estamos actuando para aplanar la curva del Covid-19, de modo que el sistema inmunitario adaptativo de la persona pueda ponerse en marcha y hacer el trabajo de eliminar el virus”, dice Hariri.

Celularity fue cofundada en 2016 por Hariri y Peter Diamandis, presidente de la fundación X-Prize, como negocio derivado de la compañía farmacéutica Celgene. Aproximadamente una década antes, la empresa se pertenecía al sector de recolectar y almacenar sangre del cordón umbilical de placentas de bebés. Las células madre que se encuentran en ese tipo de sangre ofrecen una forma universal de generar células NK que potencialmente reducen el riesgo de rechazo u otras complicaciones.

Esta estrategia ha ganado el apoyo de la compañía de inversores como Bill Maris de Section 32, Sorrento Therapeutics y John Sculley, ex CEO de Apple. De acuerdo con Pitchbook (empresa de investigación de datos y tecnología que cubre los mercados de capital privado) hasta la fecha, la compañía Celularity ha recaudado más de 327 millones de dólares (mdd) por apoyos y respaldos.

El objetivo principal de los esfuerzos terapéuticos de la empresa ha sido aprovechar los tratamientos de células madre contra  las formas de cáncer como el mieloma y leucemia. Sin embargo, debido a que las células NK a menudo están involucradas en la protección del cuerpo contra los virus, Hariri dice que siempre ha acudido a la compañía un día después de una enfermedad infecciosa.

Lee también: Palantir crea plataforma para monitorear al Covid-19 e identificar insumos médicos escasos

De acuerdo con Hariri, podría tomar únicamente unos días para saber los resultados del primer ensayo clínico de pacientes con Covid-19. La prueba implicará el uso del tratamiento en un grupo de 86 pacientes. Si este tratamiento tiene éxito, Hariri espera que los resultados ayuden acelerar a una prueba más grande y posteriormente, si todo sale bien, salir al mercado.

“Es un producto muy fácil de implementar. Tenemos la esperanza de que si obtenemos suficientes datos convincentes, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC ) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) trabajarán junto a nosotros para ampliar la producción”, declaró Hariri.

Por Alex Knapp

 

Siguientes artículos

No es tiempo de entretenimiento, es un tiempo de entrenamiento: Daniel Habif
Por

El conferencista nos insta a buscar lo mejor de nosotros en tiempos de adversidad: no es momento de quedarse quietos, es...