Reuters.- Los negociadores reunidos hasta el martes en México para modernizar el TLCAN no han avanzado mucho respecto a las duras demandas estadounidenses que podrían hundir el pacto comercial de 1994, pero la actual ronda está progresando con civismo, dijeron algunos participantes.

Funcionarios de Estados Unidos, Canadá y México se reúnen en la Ciudad de México para la quinta de un total de al menos siete rondas previstas con el objetivo de actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado retirarse.

El tiempo se está agotando para sellar un acuerdo antes de la fecha límite de finales de marzo de 2018. Los funcionarios dicen que las elecciones presidenciales mexicanas del próximo año significan que las conversaciones posteriores a esa fecha no serán posibles.

La administración de Estados Unidos ha hecho una serie de demandas que los demás miembros consideran inaceptables, como una cláusula de suspensión de cinco años y el endurecimiento de las llamadas reglas de origen para aumentar el componente de autos de América del Norte de 62.5% a 85%.

PUBLICIDAD

“Se mueve muy lento, pero no hay fuegos artificiales”, dijo el sábado una fuente canadiense con conocimiento de las conversaciones, y agregó que “no hubo mucha plática” sobre las propuestas más polémicas de Estados Unidos.

Lee también: Salida de EU del TLCAN no sería devastadora para México: Guajardo

A las pocas horas de que comenzaran formalmente las conversaciones el viernes, Canadá se quejaba de inflexibilidad por parte de Estados Unidos.

Hasta el momento, los funcionarios han debatido sobre otros temas como mano de obra, género, propiedad intelectual, energía y telecomunicaciones, pero es demasiado pronto para decir si habrá algún avance en esta ronda, agregó la fuente.

“El trabajo está avanzando”, dijo a periodistas el subsecretario de Comercio Exterior de México, Juan Carlos Baker, y agregó que los tres países habían priorizado el trabajo técnico en Ciudad de México.

Baker señaló, sin embargo, que los negociadores sabían que había mucho trabajo por delante y que tienen que “duplicar los esfuerzos”.

El estado de ánimo en la quinta ronda ha estado más calmado que las tensas escenas vistas el mes pasado durante la cuarta ronda en Arlington, Virginia, donde se revelaron las demandas más duras de Estados Unidos.

Aun así, las negociaciones ya superaron la primera mitad del cronograma oficial sin señales claras de progreso.

Las autoridades mexicanas dicen que esperan que los capítulos sobre telecomunicaciones y comercio electrónico concluyan antes de que finalice el martes, pero aún no ha habido indicios de esto.

Aunque los negociadores tenían previsto debatir las reglas de origen todos los días desde el sábado, la fuente dijo que no se celebrarán conversaciones detalladas sobre el aumento del contenido norteamericano antes del final de la ronda.

Canadá y México dicen que las nuevas reglas de origen son impracticables y dañarían la industria automotriz altamente integrada.

“Espero que Estados Unidos entienda que hay cosas (…) que México no aceptará y (espero) que el proceso de negociación se vuelva más racional”, dijo el viernes Moisés Kalach, jefe del brazo de negociación internacional del gremio empresarial mexicano Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos revisó el viernes sus objetivos oficiales para ajustarse a las demandas que actualmente tiene en la mesa de negociaciones.

La decisión motivó al senador estadounidense Ron Wyden, máximo demócrata del Comité de Finanzas del Senado, a eliminar una “retención” que había puesto en marcha para bloquear la confirmación de dos candidatos a la administración de Trump para cargos de asistentes en la Representación Comercial, dijo un asesor de Wyden.

Wyden se quejó de que la oficina de comercio había estado manteniendo a los miembros del Congreso “en la oscuridad”.

 

Siguientes artículos

Capitolio-Congreso-Estados Unidos
Casa Blanca solicitó al Congreso 44 mdd en ayuda por paso de huracanes
Por

Puerto Rico solicitó 94 mdd para su reconstrucción tras el huracán María, Texas pidió este mes 61 mdd en ayuda federal y...