La pandemia del coronavirus (Covid-19) continua y es un hecho que modificara el mundo.

De acuerdo con Sergio Waisser, managing partner de McKinsey Company México, nuestra era será definida por la vida antes y después del Covid-19, pero la pregunta que todos nos debemos hacer es: ¿Que sigue?

Para Waisser, es necesario replantearnos la forma de hacer funcional el futuro y las compañías deben adaptarse a ese nuevo panorama.

Suscríbete al canal de Forbes México en YouTube

Estas son siete acciones a seguir para las empresas en esta nueva normalidad, de acuerdo con el managing partner de McKinsey Company México.

Primera acción

La primera de las siete, tiene que ver con pasar gran parte del día en la oficina a tener un trabajo remoto efectivo. Dejar de asumir que las viejas formas volverán. Esperar que el mundo que conocemos vuelva, nos retrasará en el mundo que tenemos por delante. La mayoría de los líderes con los que hemos hablado, están gratamente sorprendidos en como ha resultado el trabajo desde las casas: la tecnología a funcionado bien, la gente se ha ahorrado tiempo en el transito, pasan más tiempo con su familia, pero no todo ha sido bueno.

La gente reporta que las jornadas laborales son largas, que hemos perdido ese encuentro casual en el café o en el pasillo y por eso las empresas no se deben de irse a un modelo cargado al 100% remoto en forma permanente. Muchos trabajos no se pueden hacer remotamente, y hay retos de como hacer entrenamiento, desempleo, pérdida de productividad y el elemento social.

Entonces hay que comenzar a pensar en como organizar el trabajo para una fuerza laboral que esta distribuida en diferentes puntos geográficos, implica definir claramente las fronteras o las reglas fuera de casa. Esto hablando de evitar que el trabajo se vuelva 24/7 y que no halla limites claros entre el trabajo y la oficina.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Segunda acción

En la segunda acción hablo de sustituir la visión de silo por una de redes y trabajo en equipo. Dejemos de depender de las estructuras organizacionales tradicionales, las juntas que teníamos por horas, se debe valoras más el expertos que el nivel jerárquico. Debemos acelerar la transición a modelos ágiles, donde se desarrolle la habilidad de configurar procesos, estrategia, estructura, talento y tecnología da a su vez velocidad a la empresa en todos su frentes.

Las empresas ágiles crean equipos como los que se crearon para el Covid-19 y tienen la capacidad de tomar decisiones en el día a día e ir modificando el rumbo con mucha rapidez.

Tercera acción

En la tercera acción hay un cambio de paradigma muy interesante. Antes estábamos muy preocupados por ser empresas muy eficientes. En esta era ya no basta con esa visión, ahora es muy importante como pensamos y valoramos el riesgo. Por lo que la visión va mas allá de se eficientes y ahora también incluye ser resistentes. La perspectiva de Just in time está migrando a Just in time and just in case. Prepararse para cualquier adversidad asegura la supervivencia.

Consulta aquí todas las ponencias del Foro Forbes Conecta

Cuarta acción

En la cuarta acción quiero enfatizar la visión del horizonte a largo plazo. Por ejemplo, dejar de hacer estimaciones trimestrales de ganancias, evitara operar bajo los incentivos que recompensan a las empresa de forma inmediata y que no garantizan la visión a futuro. Al mismo tiempo habrá que comenzar a buscar alianzas con socios adecuados, para fortalecer o robustecer el negocio en los siguientes 5 o 7 años. También habrá que acelerar la resignación de recursos e inversión en infraestructura.

Quinta acción

La quinta acción tiene que ver con integrar la sostenibilidad en la organización, dejar de pensar o percibir que que lo ambiental y el bienestar de nuestro entorno es un tema que se tiene que hacer por cumplimiento, reputación o que esta de moda. Es mejor comenzar a descubrir como una estrategia mental puede ser una fuente de crecimiento, de residencia o incluso una ventaja competitiva que puede abrir puertas o posibilidades que antes no se había podido explorar.

Te recomendamos: En la nueva normalidad no podrás usar barba ni joyas en el trabajo

Sexta acción

En la sexta acción vemos un cambio de máxima muy interesante. Desde hace años convivimos con el comercio electrónico y en los últimos meses hemos visto un incremento sin precedentes. Sin embargo la nueva normalidad va un paso más allá hacia una economía libre de contacto físico. El cambio hacia operaciones sin contacto humano puede ocurrir de pronto. En ese sentido finalmente llego el tiempo del que hemos hablado tantos años. Donde la transición hacia la digitalización y hacia la automatizar ya no es opcional.

Lo más importante a destacar es la velocidad con que va pasando y como se vuelve esta factor critico para ser parte de un ecosistema de negocio en los próximos meses.

Séptima acción

En la séptima acción no sólo se trata de regresar, sino de reimaginar el regreso y reconstruir la sociedad desde esa visión. Dejemos de ver el regreso como un destino, ya que más bien será un proceso gradual donde las etapas dependerán y variaran en cada industria. Podemos enfocarnos en cuatro aspectos:

  • ¿Como recuperar ingresos?
  • ¿Cómo reconstruir operaciones?
  • ¿Como reprensar la organización?
  • ¿Como acelerar la evolución de soluciones digitales?

“No hay regreso a lo que teníamos antes, lo que sabemos es que lo que viene será de otra manera las empresas en todo el mundo se han tenido que adaptar a la endemia. Es mejor empezar a pensar en que el futuro no es lo que pensamos y comenzar a pensar en como hacerlo funcional”, enfatizó.

Forbes Conecta
 

Siguientes artículos

Mujeres Poderosas Retos
Mujeres a bordo para diseñar la nueva normalidad
Por

Ha surgido la noción de la “nueva normalidad”, que no todas entendemos de la misma manera.