Alsea, la operadora de restaurantes y establecimientos de comida rápida como Vips, Burger King, Starbucks y Domino’s Pizza, comenzó a tomar medidas drásticas para evitar un mayor impacto en sus operaciones en México, Europa y Sudamérica debido a la pandemia del coronavirus. Entre ellas está reducir gastos generales y posponer aperturas de tiendas que tenían contempladas en el año.

La compañía ha cerrado temporalmente establecimientos en España, Portugal y Francia, mientras que el 92% de sus tiendas aún continúan operando en Argentina, 52% en Chile y 95% en Colombia, explicó este martes la empresa en un comunicado de prensa.

Teniendo en cuenta estos cierres y los requerimientos para que las personas se queden en su hogar, esperamos que las condiciones comerciales se vean severamente desafiadas en el corto plazo”, detalla el documento.

En México el 99% de sus puntos venta aún permanecen abiertos, siguiendo estrictos protocolos de higiene y distanciamiento social. La entrega a domicilio, carry-out y drive-thru están permitidos en todos sus mercados y son fuentes importantes de ingresos dadas las circunstancias.

Sin embargo, la devaluación del peso en México en medio de la caída de la actividad comercial y del gasto de los consumidores debido a la pandemia y la guerra de los precios del petróleo, ha provocado que este miércoles los papeles de la empresa tuvieran una caída de 23% al cierre de la Bolsa Mexicana de Valores.

 

Una de las monedas más liquidas de América Latina es el peso mexicano y afectan a las empresas de retail porque adquieren productos en dólares y venden pesos”, señaló Julián Fernández, analista de Bursamétrica.

Por ello la compañía dijo que minimizarán el impacto de la devaluación de las monedas, particularmente en México donde aproximadamente el 25% del costo está dolarizado, a través de: estrategias de precios, promoviendo productos de origen local, reduciendo los SKU’s y optimizando la gestión de inventario de acuerdo a las ventas esperadas.

La empresa explicó que está trabajando con las autoridades en todas las geografías, particularmente con respecto a la compensación para las empresas y los empleados afectados por la cuarentena, a fin de acceder a todos los programas de ayuda que se anuncian.

Este miércoles la compañía anunció estas medidas para mitigar el impacto ante el coronavirus:

  • Maximizar las ventas de las unidades de negocios que permanecen abiertas para apoyar a sus clientes a través de los formatos de entrega a domicilio, carry-out y drive-thru, al igual que a través de los principales agregadores.
  • Aprovechar la fortaleza de Domino’s Pizza en la entrega y tratar de mantener todas las sucursales abiertas en México y Colombia. Además, buscaremos reiniciar la entrega a domicilio de Domino’s Pizza en España lo antes posible.
  • El capex planeado para 2020 de 4.5 MM de pesos a 5 MM de pesos se ha reducido por lo que pospondrán todas las nuevas aperturas que sean posibles.

“Cualquier proyecto que no sea esencial para continuar con las operaciones, incluidos todos los proyectos importantes de remodelación y mantenimiento, así como los proyectos de tecnología que requieren Capex y Opex y que no son indispensables, también serán cancelados o pospuestos. Esperamos que el Capex esté por debajo de MXP2 MM para 2020”.

  • Reducir los gastos generales con efecto inmediato.

“Hemos reducido un número importante de puestos en nuestro centro corporativo. También hemos establecido un programa para colaboradores dispuestos a tomarse una ausencia de 30 días sin goce de sueldo. Estamos ajustando a nuestro personal en todas nuestras marcas, reduciendo las horas de trabajo y plantilla en línea con la demanda. Estamos negociando con los sindicatos relevantes buscando apoyo.  Todos los contratos de terceros no esenciales serán detenidos. La mercadotecnia y la publicidad se reducirán drásticamente, para minimizar gastos”.

Lee: Este es el plan de los empresarios para reducir el impacto del coronavirus

¿Qué pasa después del coronavirus?

La empresa agregó que tienen una liquidez significativa para mantenerse durante la segunda mitad de 2020 y pagar los intereses pendientes, incluso suponiendo que las operaciones en Europa permanezcan cerradas y que México siga con una operación disminuida.

Sin embargo, el nivel de endeudamiento de la compañía es de 85%, “muy alto” y su liquidez de 0.31% por lo que no pueden cubrir la deuda que tienen, lo que la deja en un escenario desolador, explica Fernández.

La compañía agregó que sus franquiciadores de marcas globales y subfranquiciatarios, les representa en conjunto, el 60% de las ventas.

Lee: Starbucks y Vips se mantienen abiertos; refuerzan higiene por coronavirus Covid-19

 

Siguientes artículos

Empresarios tendrán 13,000 oportunidades para exportar: ProColombia
Por

En plena crisis del COVID-19, los mercados y la exportación no pueden parar; con la Macrorrueda Virtual de ProColombia s...