Burger King vuelve a sorprender a sus clientes: primero con el lanzamiento a finales del año pasado de la Rebel Whopper, una hamburguesa preparada con carne vegetal –hecha  a base de plantas—; y ahora, con el desarrollo de una fórmula que reduce emisiones de metano diarias de las vacas. La innovación fue realizada en conjunto con dos reconocidos científicos a nivel mundial, entre ellos, un mexicano.

Este lunes la cadena de comida rápida de hamburguesas publicó en su cuenta oficial de Twitter la pregunta: ¿A quién le gusta la hierba?, como parte de campaña para anunciar este lanzamiento. La fórmula consiste agregar 100 gramos de hojas de hierba de limón (lemongrass) a la dieta veterinaria prescrita de manera diaria durante sus últimos cuatro meses, ya que les ayuda a liberar menos metano a medida que digieren sus alimentos.

“Hay una frase que dice nuestro Chief Marketing Officer, Fernando Machado siempre: si nosotros somos parte del problema tenemos que ser sí o sí parte de la solución”, dijo en entrevista Guillermo Hermosillo, director de marketing de Burger King México.

El metano es un subproducto de la digestión de las vacas y también es un gas de efecto invernadero, que atrapa el calor solar y calienta el planeta. El ganado es responsable de aproximadamente el 14.5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en ingles).

Lee: Burger King transformará su servicio tras la pandemia de Covid-19

Para ayudar a abordar este problema ambiental, Burger King se asoció con dos de los científicos especializados en animales para desarrollar y probar una nueva dieta para las vacas que, según los resultados del estudio inicial, reduce hasta un 33% en promedio de las emisiones de metano diarias de las vacas durante los últimos tres a cuatro meses de sus vidas.

“Este proyecto nace hace un par de años porque queríamos ser parte de la solución así que la compañía buscó al Dr. Octavio Castelán, profesor de la Universidad Autónoma del Estados de México y el Dr. Ermias Kebreab, Profesor de la Universidad de California –referentes a nivel mundial en investigación del análisis sobre ganado vacuno—  para aterrizar nuestra idea en algo más tangible y que pudieran hacer una diferencia”, señala Hermosillo.

“Esta fórmula es de libre código, es decir, estamos haciendo público este estudio y  todo el proceso que vivimos para que pueda ser replicable por cualquier persona, grupo o compañía”, agrega Hermosillo.

A partir de este mes, los productores mexicanos podrán adoptar esta formulación para la dieta de sus vacas y se espera que, con el código abierto, más ganaderos se sumen. Será hasta inicios del 2021 que la Reduced Methane Emissions Beef Whopper, hecha con la carne de las reses que se sometieron al cambio en la dieta, estará disponible paulatinamente en los restaurantes Burger King de México.

“El valor para Burger King como marca se presenta en dos formas. En primer lugar, esta iniciativa ayuda a mostrar a los consumidores que la empresa se preocupa por el cambio climático y está tomando medidas directas para tratar de reducir su huella de carbono”, señala Matt Godinsky, analista en Euromonitor International.

Hamburguesas más verdes

Burger King ha estado muy activo en lo que se refiere al cuidado del medio ambiente y en ofrecer alimentos más sostenibles.  En noviembre de 2019, Burger King añadió a su menú una hamburguesa con carne vegetal –hecha con una mezcla secreta de soya, trigo, aceite vegetal, cebolla y especias—en más de 2,500 restaurantes de distintos países de Estados Unidos, Europa y América Latina para atender la demanda de los vegetarianos.

Sabemos que nuestros invitados tienen preferencias de consumo en cuanto a ingredientes pero también en cuanto al medio ambiente se refiere, sabemos que las generaciones nuevas tienen una conexión muy especial con marcas que están comprometidas por hacer la diferencia con el medio ambiente”, agrega Hermosillo.

La demanda de este tipo de carne responde a una tendencia creciente de los consumidores por optar a productos vegetales para bajar la demanda de carne con el fin de cuidar el medio ambiente. Por lo tanto, este tipo de acciones le dan fuerza a Burger King, explica Godinsky vía correo electrónico.

Lee también: Burger King lleva su hamburguesa vegetariana a 25 países más

“En los últimos años, los consumidores se han vuelto más conscientes de las posiciones de las marcas en temas como este, y el cambio climático es probablemente el primero de la lista. Por otro lado, esta iniciativa (la reducir gases de metano) también se aplicará bien a los consumidores preocupados por el trato justo de los animales en el negocio de alimentos. Si bien esto probablemente no va a cambiar las mentes de aquellos que ya no comen carne, tranquilizará a los consumidores de que Burger King es consciente de cómo se tratan a los animales, reflejado en las medidas para asegurar que estén saludables”, señaló.

Euromonitor señala en su estudio Understanding the Path to Purchase 2020 Consumer Types que los activistas empoderados—aquellos consumidores que gastan su tiempo y dinero en actividades que promueven su propia felicidad— basan sus valores en temas globales y a menudo esperan que las compañías y marcas que compran compartan estos valores. Hoy estos consumidores forman parte del 12% de la población mundial.

Además, es probable que este tipo de acciones tomen relevancia durante la era del Covid-19.

Según MarketsandMarkets, se proyecta que el impacto de Covid-19 en el tamaño del mercado de carne a base de plantas crecerá de 3.6 mil millones de dólares en 2020 a 4.2 mil millones para 2021, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 17.0% en el escenario realista durante el período de pronóstico.

“Las crecientes preocupaciones de salud, el creciente número de enfermedades transmitidas por animales y la creciente demanda de etiquetas limpias y productos naturales son factores que, según las proyecciones, impulsarán el crecimiento de la industria cárnica de origen vegetal durante el período de pronóstico”, señala el sitio a MarketsandMarkets.

Lee: Burger King se despide de los juguetes para ayudar a eliminar el plástico

La innovación para Burger King no es complicada, al año lanza entre 8 a 12 productos anuales en todas las categorías de su menú. “Es algo que esta dentro de nuestro ADN y que nos diferencia del resto de los jugadores de la industria rápida”, agrega Hermosillo.

A raíz de la pandemia del Covid-19, la compañía ha decidido acelerar la innovación para adaptarse a las tendencias y seguir en la mente de sus consumidores.  

“Gran parte de nuestro trabajo es desarrollar ideas que tengan el potencial de cambiar el mundo, ayudando a las compañías a ser más transparentes y evaluando sus prácticas para tomar acciones que mejoren nuestras vidas. Esa es la mejor manera de convertir a los consumidores en believers de sus marcas. Y esta es la inspiración detrás de nuestro trabajo, lo que nos empuja a colaborar con expertos para prototipar, testear e implementar ideas innovadoras como Cows Menu. Un proyecto escalable con el poder de cambiar una industria e inspirar a otras marcas a atreverse hacer acciones que tengan un impacto positivo en el mundo.” Gustavo Lauria, Co-fundador y Chief Creative Officer de We Believers.

 

Siguientes artículos

Toshiba está oficialmente fuera del negocio de las computadoras portátiles
Por

Toshiba puso fin a una carrera de 35 años al transferir su participación minoritaria restante en su negocio de computado...