La Comisión Federal de Electricidad (CFE) denunció la existencia de un “mercado negro” en el esquema de autoabasto eléctrico de empresas privadas, situación que provoca pérdidas para la compañía estatal y recibos de luz más caros para los consumidores finales.

Esta modalidad de generación eléctrica nació en 1992, bajo el gobierno priista de Carlos Salinas de Gortari, para que las grandes industrias en el país, como la cementera, acerera y minera generen su propia electricidad y la transporten a sus centros de trabajo en diferentes puntos del país, utilizando las redes de transmisión de la compañía estatal.

Pero, según CFE, el esquema fue distorsionado tras la reforma energética de 2013 por compañías privadas y se ha convertido en una simulación para un modelo de compra-venta de electricidad que compite con el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) creado tras los cambios constitucionales, reveló Mario Morales Vielmas, director general de Intermediación y Contratos Legados de CFE, en conferencia de prensa virtual.

Al hablar sobre la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico Nacional, el directivo aseguró que como la tarifa de transmisión para plantas de energía renovable y cogeneración de autoabasto es muy barata, la empresa productiva del Estado registró pérdidas por 7,800 y 7,000 millones de pesos (mdp) en 2018 y 2019.

Para este año, las pérdidas por este esquema ascenderán a 8,000 mdp. Morales Vielmas dijo que la filial Suministro Básico compra 94% de la energía en el mercado mayorista, por lo que dicha pérdida se traslada a los consumidores, pero si se realiza el pago equitativo de la transmisión, se traduciría en una reducción de la tarifa del cliente final.

Lee también: Plantas de energías renovables consiguen suspensión definitiva contra medidas eléctricas

CFE cuestionó la metodología establecida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para el cobro de la tarifa de transmisión a las las centrales renovables y de cogeneración de autoabasto.

En los primeros años del autoabasto en México había plantas eléctricas con hasta 100 socios, pero hoy existen centrales eléctricas con 10,500 socios que pagan solo un peso para participar en dichas sociedades.

“Es algo totalmente irregular desde el punto de vista de una sociedad mercantil”, declaró el funcionario de CFE.

Pese a los cambios de la reforma energética, la compañía estatal dijo que las empresas recibieron una “protección” legal que hoy mantiene sin afectaciones a 251 contratos legados y se agregarán 42 más este año.

Morales Vielmas dijo que esta condición “difícilmente se puede cancelar” porque existe el cumplimiento “aparente” de las reglas establecidas.

“Por lo menos lo que se ha buscado es que se pague a la CFE la pérdida”, concluyó.

Forbes México consultó a CFE el nombre de las empresas involucradas en el esquema de autoabastecimiento eléctrico, pero no obtuvo respuesta.

No te pierdas: Energías renovables no son un mercado, son un atraco a la nación: Bartlett

 

Siguientes artículos

coronavirus, covid-19
El mundo alcanza 19.4 millones de casos de covid-19, pero la curva de contagios se frena
Por

Los casos globales de la covid-19 superaron hoy los 19.4 millones, aunque la curva de contagios diarios de esta semana p...