Representantes del comercio establecido en la capital del país acusaron un “piso desigual” con el sector informal durante el semáforo rojo en el Valle de México, el cual se instauró debido al incremento de contagios y hospitalizaciones por Covid-19.

Ante el cierre de negocios no esenciales en el área metropolitana y paro total de actividades para el Centro Histórico de la Ciudad de México, se vieron afectados cerca de 2,500 locales, estimó Gerardo Cleto López Becerra, vocero del Consejo Nacional para el Desarrollo del Comercio en Pequeño (ConComercioPequeño)

“Parece que tuvimos un doble semáforo, uno rojo para el comercio establecido y uno verde para el informal”, apuntó el representante comercial en entrevista para Forbes México.

Añadió que las normas en la CDMX fueron confusas, puesto que se permitió la operación de “negocios de barrio” con menos de 3 empleados aunque sus actividades no fueran esenciales, según la Gaceta Oficial de la capital; sin embargo los negocios del Centro Histórico cerraron sus operaciones por completo ante la continua afluencia de gente en las calles aledañas.

Aseguró que sus agremiados han sido muy disciplinadas para evitar las aglomeraciones de gente, lo cual no han respetado los tianguis y mercados sobre ruedas, según acusa el empresario.

Lee también: Sheinbaum pide a los ‘reyes magos’ aplazar compra de juguetes

En ese sentido, enfatizó que las autoridades de la capital del país se vieron rebasadas para aplicar medidas de orden al sector informal de la economía.

Ante el segundo confinamiento por el alza de contagios, el gobierno de la CDMX ofreció una segunda tanda de 50,000 créditos de 10,00 pesos para las pequeñas y medianas empresas (pymes); así como un apoyo económico de 2,200 pesos para 100,000 trabajadores de restaurantes y ayuda fiscal a negocios del Centro Histórico.

López Becerra consideró dichas acciones gubernamentales como insuficientes, por lo que insistió en aplicar medidas específicas para cada negocio

“No es un fórmula para todos, las necesidades son diferentes: puede que haya quienes necesiten préstamos de 150 mil pesos, hay otros que necesitan 50 mil pesos a fondo perdido, otro que los apoyen en la negociación con la CFE (Comisión Federal de Electricidad), otros para los adeudos del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social).

La principal demanda es que la autoridad contenga los contagios para que se pueda trabajar. El enojo que tienen muchos dueños de locales comerciales es porque le invirtieron en la sanitización, en todo lo que la autoridad le pedía para trabajar y la autoridad le cerró en el semáforo rojo”, acotó.

Por su parte, el titular de la Cámara de Comercio,​ Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) en la CDMX, Eduardo Contreras Pérez, indicó que un 20% de los agremiados con menos de 10 empleados cerrarán sus puertas para siempre por el segundo semáforo rojo, lo cual representa a 8,000 locatarios.

Te puede interesar: Recuperación económica será lenta en el primer semestre de 2021: Concanaco

Además, alertó para ese sitio web que como modo de subsistencia varias pymes migrarán a la informalidad.

“La solicitud que se le hace a la autoridad es que el comercio formal e informal se mida con la misma vara, que se sancione con la misma forma, sino esto va a seguir creciendo, nos deja en desventaja”, puntualizó.

Insistió en que los apoyos de la administración local son poco eficientes para sortear la segunda ola de la crisis, por lo que pide el ayuda para el pago de rentas, servicios e impuestos, así como plazos de gracia en estos rubros.

Ante las aglomeraciones de gente en las calles del centro de la capital previo a la alerta máxima de la emergencia sanitaria, Contreras Pérez aseguró que los comerciantes hicieron su mayor esfuerzo para invertir en los artículos necesarios para cumplir las medidas sanitarias.

Por ello, dirigió un mensaje a la ciudadanía a que colabore en acatar las normas de sanidad, puesto que se registraron algunas disputas con clientes que no querían respetar las reglas de higiene.

“Estamos casi 100% seguros que esto se va a extender el cierre, creemos que se pueden tomar otro tipo de medidas, hacer un calendario de cierre alternado, no todos los días, diferentes giros para abrir en el centro”, agregó.

Con dicho panorama, estimó una recuperación más lenta para el sector comercial, la cual comenzaría en la segunda mitad del 2021.

 

Siguientes artículos

No todo lo que toca Amazon es un éxito, su startup de salud cerrará en un mes
Por

Haven, una empresa de atención médica lanzada por Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan dejará de operar a finales de fe...